07.11.2016

www.lacerca.com | Albacete

"Lo que quiero es tener unos presupuestos que nos permitan avanzar en la solución de los problemas de los ciudadanos"

José Luis Martínez Guijarro

Encaramos una parte crucial del año: el tramo final, momento de cerrar ejercicio y de asentar las bases del futuro más inmediato. A día de hoy, ¿se puede decir que Castilla-La Mancha está próxima a tener aprobados en un plazo considerable unos presupuestos capaces de consensuar lo que, en este pasado más reciente, se ha acreditado como un alejamiento real entre el PSOE y Podemos en la región? Ésta es alguna de las cuestiones a las que responde en La Cerca el vicepresidente regional, José Luis Martínez Guijarro, en esta entrevista concedida en la sede de la delegación provincial de la JCCM en Albacete y que si lo desean pueden visionar al completo mediante el vídeo que acompaña a este texto.

“Ciertamente la época es crucial -comienza apuntando el vicepresidente de Castilla-La Mancha-; hay que cerrar unos presupuestos (los de 2016) y abrir los de 2017, en cuya definición ya estamos trabajando con el fin de poder presentar el proyecto a las Cortes regionales y que sea aprobado, porque de ello dependen la consolidación del proceso de recuperación de derechos sociales que hemos iniciado en Castilla-la Mancha durante 2016 y que precisa continuidad, y también el impulso a la actividad económica que finalmente redunde en la generación de empleo que es todavía en principal problema de la región (porque aunque hemos avanzado mucho en esta materia, todavía queda por hacer)”.


Para todo ello asegura José Luis Martínez Guijarro que se está hablando con los representantes de Podemos en Castilla-La Mancha, reuniones en torno a las que el vicepresidente regional se muestra “optimista” y convencido de que “estamos configurando un buen documento que va a consolidar esa recuperación de derechos y a incidir todavía más en la actividad económica”.

José Luis Martínez Guijarro, vicepresidente del Gobierno de Castilla-La Mancha, junto a la periodista Miriam Martínez.

José Luis Martínez Guijarro, vicepresidente del Gobierno de Castilla-La Mancha, junto a la periodista Miriam Martínez.

“Yo soy optimista; el año pasado hubo un debate intenso, este año lo va a haber y el siguiente también… estamos hablando de un proyecto (el de presupuestos) con mucha trascendencia”

Si bien el año pasado el proceso de elaboración del proyecto de presupuestos regionales resultó complejo y laborioso a nivel de negociaciones entre los Grupos de PSOE y Podemos, éste no se aventura más fácil; por el contrario, el proceso llega cuando aún resuenan en Castilla-La Mancha los ‘ecos’ del anuncio de García Molina (secretario general de Podemos en nuestra Comunidad Autónoma) dando por muerto el acuerdo de investidura que permitió a García-Page convertirse en presidente de Castilla-La Mancha…

“Ningún Grupo parlamentario tiene mayoría absoluta en la región y, por lo tanto, todos los proyectos de ley que vayan a las Cortes tienen que debatirse y dialogarse para llegar a acuerdos entre las distintas formaciones políticas para que salgan adelante; también los presupuestos”, introduce Martínez Guijarro. No obstante, es evidente que hablamos de un proyecto de ley (el de los presupuestos) “que tiene mucha trascendencia desde el punto de vista político porque es el que recoge las partidas presupuestarias para llevar a cabo las decisiones que se pueden tomar desde el punto de vista político para la recuperación de derechos… creemos que el debate debe ser intenso previamente a la presentación del proyecto de presupuestos con las formaciones políticas que sustentan al Gobierno (en este caso, con Podemos); y en ello estamos trabajando con el fin de incorporar una serie de cuestiones… yo soy optimista; el año pasado hubo un debate intenso, este año lo va a haber y el siguiente también… estamos hablando de un proyecto con mucha trascendencia y en el que, insisto, el debate debe ser de manera previa a su presentación”.

En ese debate, lo que desde las filas socialistas están dispuestos a ‘ceder’, o no, radica según el propio vicepresidente del Gobierno en lo que establece el techo de gasto que, en su día, Podemos apoyó (muy pocas jornadas antes, por cierto, a anunciar la ruptura de su acuerdo de investidura con los socialistas castellano-manchegos).

José Luis Martínez Guijarro, vicepresidente del Gobierno de Castilla-La Mancha

José Luis Martínez Guijarro, vicepresidente del Gobierno de Castilla-La Mancha

“El techo de gasto marca el límite de los fondos a utilizar; a partir de ahí tenemos que priorizar y, por ejemplo, nosotros hemos planteado que esos presupuestos tienen que incorporar partidas presupuestarias para resolver el problema de las infraestructuras educativas poniendo fin a las aulas prefabricadas en las que aún reciben formación muchos alumnos”, explica Martínez Guijarro.

También augura deseos de trabajar en cuestiones como “la disminución de ratios de alumnos (que, a su vez, supondría incremento de plantillas docentes de cara al curso 2017/2018); la creación de un programa de garantía de rentas vinculado a los Planes de Empleo; o la recuperación en 2017 de parte del 3% que los empleados públicos perdieron tras el recorte de Cospedal…”. Cuestiones que Martínez Guijarro considera “lo suficientemente importantes como para hacer un esfuerzo a la hora de aprobar esa ley de presupuestos”.

Se trata de medidas de alto calado social en la mayor parte de los casos y que, de no ser apoyadas por Podemos, podrían suponer a dicha formación política cierta complejidad a la hora de explicar a sus votantes su posicionamiento en contra a las mismas… No obstante, el vicepresidente del Gobierno autonómico asegura que en ningún caso la intención del Partido Socialista regional pasa por ejercer ese tipo de ‘presión’: “Nosotros no trabajamos con el planteamiento de tener que poner difícil a nadie tener que explicar su posición a los suyos… trabajamos desde el planteamiento de los problemas que hay en la región y de las posibilidades que tenemos desde el punto de vista financiero (que es ese techo de gasto que nos han marcado); ahora tenemos que priorizar cuánto ponemos aquí y allá… en todas esas cuestiones en las que estamos de acuerdo”, reitera; “yo lo que quiero es tener unos presupuestos que nos permitan avanzar en la solución de los problemas de los ciudadanos”.

José Luis Martínez Guijarro, vicepresidente del Gobierno de Castilla-La Mancha, junto a la periodista Miriam Martínez.

José Luis Martínez Guijarro, vicepresidente del Gobierno de Castilla-La Mancha, junto a la periodista Miriam Martínez.

“Toca poner encima de la mesa del debate político nacional, cuestiones fundamentales como el sistema de financiación autonómica”

Toda esta situación llega enmarcada, a su vez, en otra no menos compleja: la que se ha dado en la política a nivel nacional durante este casi año completo que el país ha pasado ‘en tierra de nadie’ con un Gobierno en funciones. Un periodo que, finalmente (y no sin sorpresas) ha concluido con la configuración de un nuevo Ejecutivo central al frente del que sigue el Partido Popular. ¿En qué debería influir a las Comunidades que esta ‘maquinaria’ se haya puesto en marcha?…

Martínez Guijarro se muestra, una vez más, partidario de “intentar resolver nuestros problemas y abstraernos en la medida de lo posible de los problemas que pueda haber en la política nacional”, si bien señala algunas cuestiones en las que ésta es crucial en cuestiones que afectan directamente a los intereses de las regiones: “Nosotros tenemos que trabajar por Castilla-La Mancha con independencia del clima político nacional” dice, reconociendo que esto pueda incluso crear conflicto en el seno de un mismo Partido político.

Lo que es evidente es que hay cuestiones ‘en el tintero’ del Gobierno central que, como apunta el vicepresidente de C-LM, “toca poner encima de la mesa del debate político nacional, como el sistema de financiación autonómica”.

Sobre esta materia, afirma que el Gobierno regional tiene “algunos planteamientos muy claros” que desean trasladar al central, por ejemplo, “para resolver los problemas que hay para financiar los servicios públicos en el medio rural (donde la prestación de dichos servicios es mucho más cara que en el medio urbano y no está financiada por la Administración del Estado y consideramos una cuestión a abordar); o para avanzar en la financiación de Sistema la Dependencia, donde creemos que el Gobierno de España tiene una gran deuda con Castilla-La Mancha porque el Estado no está cumpliendo al no poner el porcentaje de financiación que debería poner según la propia Ley de Dependencia”, señala.

José Luis Martínez Guijarro, vicepresidente del Gobierno de Castilla-La Mancha, junto a la periodista Miriam Martínez.

José Luis Martínez Guijarro, vicepresidente del Gobierno de Castilla-La Mancha, junto a la periodista Miriam Martínez.

“Creo que es urgente un nuevo acuerdo en materia educativa y que en esta legislatura se dan las condiciones para que se pueda conseguir ese acuerdo de Estado capaz de perdurar muchos años”

José Luis Martínez Guijarro incide, al hilo de esto, en que “ésta es también una legislatura muy nueva desde el punto de vista de la propia configuración del arco parlamentario: el Gobierno no tiene mayoría (ni mucho menos) en el Congreso de los Diputados y, por tanto, su papel (obviamente) es fundamental, pero también lo es el del resto de los Partidos políticos parlamentarios”.

En el mismo punto que la financiación autonómica estarían, a juicio del vicepresidente regional, otras cuestiones fundamentales como la LOMCE o la política hidráulica… “No podemos tener más tiempo a los padres desorientados en torno a si habrá o no habrá ‘reválidas’, no vale decir que se va a suspender de momento y que ya se verá porque los padres no pueden estar con esa incertidumbre sobre qué va a ocurrir; creo que es urgente un nuevo acuerdo en materia educativa y que en esta legislatura se dan las condiciones para que se pueda conseguir ese acuerdo de Estado capaz de perdurar muchos años, y si las Comunidades Autónomas podemos contribuir a ello, nosotros estamos dispuestos a hacerlo”, avanza.

José Luis Martínez Guijarro, vicepresidente del Gobierno de Castilla-La Mancha

José Luis Martínez Guijarro, vicepresidente del Gobierno de Castilla-La Mancha

“Probablemente, las Confederaciones Hidrográficas sean de las pocas instituciones que en el siglo XXI tengan aún mentalidad del siglo XIX en nuestro país”

En términos similares se refiere a los Planes de cuenca y el sistema de funcionamiento que están teniendo las Confederaciones Hidrográficas, de la que afirma que “probablemente, sean de las pocas instituciones que en el siglo XXI tengan mentalidad del siglo XIX, porque no han interiorizado el Estado autonómico y eso nos genera muchas disfunciones, y no hablo sólo del Trasvase Tajo-Segura (que por supuesto) sino de pequeñas cuestiones del día a día de muchos municipios (para obtener permisos para redactar Planes de Ordenación Municipal, para que se puedan instalar empresas, para llevar a cabo regadíos… que son trámites que ahora se hacer eternos); todo eso merece un debate conjunto entre las Comunidades Autónomas y el Ministerio de Agricultura (que es de quien, en este caso, dependen las Confederaciones Hidrográficas)”.

José Luis Martínez Guijarro, vicepresidente del Gobierno de Castilla-La Mancha

José Luis Martínez Guijarro, vicepresidente del Gobierno de Castilla-La Mancha

“Este país necesita un Gobierno muy dialogante y en este sentido no creo que la incorporación de la señora Cospedal aporte mucho, pero todo el mundo tiene derecho a corregir y a aprender de sus propios errores”

Preguntamos a José Luis Martínez Guijarro sobre la valoración que hace del nuevo Equipo de Gobierno que ha configurado Mariano Rajoy y, de manera especial (por lo que afecta a Castilla-La Mancha) sobre la decisión del presidente del Gobierno de que finalmente Mª Dolores de Cospedal esté al frente de un Ministerio (concretamente, el de Defensa).

“Que la señora Cospedal fuera ministra era algo que casi estaba ‘cantado’… se veía a las claras que ella quería serlo, y esa rivalidad que mantiene con la vicepresidenta Soraya se sigue manteniendo ahora en el seno del Gabinete”, expone.

Martínez Guijarro valora que se trata de “un Gobierno muy continuista con respecto a las medidas que se han venido planteando cuando la realidad política que tenemos es distinta porque es un Gobierno que va a necesitar muchos acuerdos; en ese sentido, no es que Cospedal haya sido muy dada al diálogo y al acuerdo… ella no fue un ejemplo claro de voluntad de diálogo en Castilla-La Mancha, más bien al contrario: el suyo era un Gobierno que tendía a imponer sus decisiones sin dialogarlas con los colectivos o los agentes sociales o económicos implicados en las medidas que se estuvieran tomando… espero que pueda corregirse porque este país necesita un Gobierno muy dialogante y en este sentido no creo que la incorporación de la señora Cospedal aporte mucho, pero todo el mundo tiene derecho a corregir y a aprender de sus propios errores”, manifiesta.

José Luis Martínez Guijarro, vicepresidente del Gobierno de Castilla-La Mancha, junto a la periodista Miriam Martínez.

José Luis Martínez Guijarro, vicepresidente del Gobierno de Castilla-La Mancha, junto a la periodista Miriam Martínez.

“El tiempo será el que acabe dando la razón a la decisión que tomó el Comité Federal del PSOE si somos capaces de trasladar cómo se producen cambios importantes en la legislación en nuestro país”

Finalmente, hablamos del momento (también crucial) que atraviesa el propio Partido Socialista, que finalmente ha sido clave a la hora de permitir (con la abstención de sus parlamentarios en la investidura de Rajoy) que un Gobierno haya comenzado a andar en el país…

“No ha sido una decisión en absoluto fácil porque es muy difícil de interiorizar para muchos ciudadanos que llevar muchos años en sus pueblos defendiendo al PSOE y combatiendo las políticas del PP, pero debíamos facilitar el arranque de esta legislatura”, explica.

José Luis Martínez Guijarro, vicepresidente del Gobierno de Castilla-La Mancha

José Luis Martínez Guijarro, vicepresidente del Gobierno de Castilla-La Mancha

Martínez Guijarro considera que estamos en un tiempo en el que hace falta “pedagogía política” y, fundamentalmente tras lo sucedido, también entre los militantes del PSOE. “Creo que el tiempo será el que acabe dando la razón a la decisión que tomó el Comité Federal del PSOE si somos capaces de trasladar cómo se producen cambios importantes en la legislación en nuestro país: si acabamos cambiando la LOMCE, o logrando mejoras en la normativa laboral… habrá merecido la pena; lo contrario nos avocaba a unas terceras Elecciones que apuntaban a una mayoría más importante de la derecha”, subraya.

Recuerda que esto que ha sucedido por primera vez en España es frecuente en otros países europeos: “En ese sentido, aquí aún nos falta la cultura del pacto a nivel estatal -apunta-, porque en muchísimos Ayuntamientos o Comunidades Autónomas vemos cómo se da con normalidad (caso, por ejemplo, de Castilla-La Mancha); eso obliga a un mayor diálogo pero no tiene por qué ser malo: las leyes pueden salir incluso más enriquecidas y pueden tener incluso más estabilidad si han sido respaldadas por más Grupos parlamentarios… Insisto en que hace falta más pedagogía política en los próximos años, y confío en que la legislatura sea positiva”, concluye.

Si lo desean, pueden visionar al completo esta entrevista al vicepresidente de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, a través del vídeo que acompaña a este texto.

VOLVER
Siguenos en Facebook Siguenos en Twitter Siguenos en YouTube

PSOE Castilla-La Mancha

Santa María La Blanca 2, 2º

45002 Toledo

Tel. 925 284 148

Fax 925 284 151

info@pscm-psoe.com

©2018 PSOE Castilla-La Mancha

aviso legal · política cookies