El Barranco del Río Dulce, en Guadalajara, será declarado Parque Natural

25 Feb 2003

Antonio Salinas y Nieves Arriero, parlamentarios socialistas.

El Barranco del Río Dulce, en Guadalajara, será declarado Parque Natural

25 Feb 2003

Antonio Salinas y Nieves Arriero, parlamentarios socialistas.

El Barranco del Río Dulce, en Guadalajara, será declarado Parque Natural

25 Feb 2003

Antonio Salinas y Nieves Arriero, parlamentarios socialistas.

El Grupo Socialista presenta su proposición de modulación de ayudas agrarias y critica que el Gobierno del PP no defienda a España y a la Región de las consecuencias negativas de la futura reforma de la PAC

El portavoz en materia de Agricultura del Grupo Parlamentario Socialista, Antonio Salinas, ha informado, en rueda de prensa, que en el pleno de las Cortes Regionales, que se celebrará este jueves, se aprobará el Proyecto de Ley para declarar Parque Natural el Barranco del Río Dulce, en Guadalajara.

Con esta aprobación, Castilla-La Mancha contará con cuatro parques naturales, 48 espacios protegidos, dos parques nacionales, cuatro parques naturales, ocho reservas naturales, 14 monumentos naturales, 18 microreservas y dos reservas fluviales.

Nuestra comunidad autónoma, con este nuevo parque contará con aproximadamente 200.000 hectáreas con alguna figura de protección, frente a las escasas 5.200 hectáreas que estaban protegidas en el año 1983.

El parque natural del Barranco del Río Dulce contará con 8.300 hectáreas de extensión, pertenecientes a seis municipios de la provincia de Guadalajara. Todos los ayuntamientos de estos municipios estarán representados en la futura Junta Rectora que gestionará el parque.

Modulación de ayudas agrarias

Por otra parte, Salinas informó de la Proposición de Ley que el Grupo Socialista presentará el próximo jueves también a pleno para modular el reparto de las ayudas agrarias procedentes de la UE. Según el portavoz de Agricultura, esta proposición contempla que se podrá llegar al 20 por ciento de recortes en las ayudas, «sobre todo en las explotaciones que cobran más de 300.000 euros y que no están relacionadas directamente con la agricultura en la región», aunque esto no supondrá, en ningún caso, la pérdida de ni un solo céntimo de las ayudas que recibe nuestra Comunidad Autónoma.

Según Salinas, lo que se pretende es acabar con el actual sistema de reparto de estas subvenciones, que es «injusto», puesto que el 50 por ciento de las ayudas destinadas a la agricultura castellano-manchega son acaparadas «por solo un 4,5 por ciento de los agricultores». Por este motivo, señaló, «son muchos profesionales del sector agrario de la región los que no se benefician de las ayudas de la Unión Europea y, sin embargo, otros titulares que no tienen relación directa con la agricultura o, bien están más vinculados con otras actividades, están recibiendo el grueso de las subvenciones».

Rechazo a la reforma de la PAC

Por otra parte, Antonio Salinas, mostró el rechazo del Grupo Socialista hacia la propuesta de reforma de la Política Agraria Común (PAC) realizada por el comisario de Agricultura, Franz Fischler, «por no tener en cuenta los intereses de Castilla-La Mancha». Para Salinas, el Gobierno del PP debe presionar para defender los intereses de nuestro país y de nuestra Región, «ya que de salir adelante esta propuesta sería muy perjudicial para el campo castellano-manchego» y apuntó como datos significativos que las subvenciones que recibe el sector agrario regional por parte de la Unión Europea son necesarias porque, «configuran una tercera parte de la renta que reciben anualmente los agricultores castellano-manchegos». En concreto, señaló, en 2002 las subvenciones de la Unión Europea alcanzaron los 607 millones de euros en Castilla-La Mancha, y «dado que la agricultura en Castilla-La Mancha es fundamentalmente de secano estas ayudas son muy necesarias para que el sector agrario siga creciendo».

Críticas a Suárez Illana

Por otra parte, la diputada regional y responsable del Área de Igualdad del PSOE en Castilla-La Mancha, Nieves Arriero, criticó la Proposición no de Ley sobre discriminación y acoso laboral a la mujer presentada por el candidato del PP a la Junta de Comunidades, Adolfo Suárez Illana, ya que considera que está «plagiada» de una enmienda presentada por el Grupo Socialista en el Parlamento de Castilla y León, por lo que «no es una alternativa del PP en favor de las mujeres».

Arriero calificó de «electoralista» esta Proposición y recordó que el 25 de abril de 2002, su Grupo presentó una Proposición no de Ley sobre el acoso moral de hombres y mujeres en el trabajo, que «el PP votó en contra». Por ello, dijo no entender por qué ahora los ´populares´ cambian de opinión . También criticó que Suárez Illana haya cometido el error de presentar esta Proposición no de Ley en las Cortes regionales, «sin el consenso ni el diálogo con los agentes sociales, empresarios y sindicatos de la región».

Comparte la noticia en
  • Buscador de noticias
Encuéntranos en

Pin It on Pinterest