Bono asegura que no le sobra un sólo voto para el ‘ambicioso proyecto que tiene para Castilla-La Mancha’

24 Abr 2003

Candidatura al completo del PSOE a las Cortes de Castilla-La Mancha

Bono asegura que no le sobra un sólo voto para el ‘ambicioso proyecto que tiene para Castilla-La Mancha’

24 Abr 2003

Candidatura al completo del PSOE a las Cortes de Castilla-La Mancha

Bono asegura que no le sobra un sólo voto para el ‘ambicioso proyecto que tiene para Castilla-La Mancha’

24 Abr 2003

Candidatura al completo del PSOE a las Cortes de Castilla-La Mancha

El Presidente Bono afirmó que "podrá haber gobiernos nacionalistas o no nacionalistas, pero más autónomos que el Gobierno de Castilla-La Mancha, aún no se han constituido"

El presidente de Castilla-La Mancha, José Bono, aseguró hoy que a su partido «no le sobra ningún voto» a pesar de que las encuestas le otorguen una importante ventaja electoral sobre el Partido Popular en las elecciones autonómicas del próximo 25 de mayo.

Tras la presentación oficial de los integrantes de las distintas candidaturas provinciales del PSOE a las elecciones autonómicas, José Bono recordó ante los periodistas que siempre suele ver las encuestas con cautela y recordó que el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ha concluido ahora una nueva «encuesta oficial del señor Aznar» de la que «veremos los resultados», indicó.

Para presidente castellano-manchego, las encuestas «no responden de un modo exacto o científico a lo que ocurre el día de las elecciones», dijo y aseguró que «a José Bono no le sobra ni un voto, ni un apoyo, ni un afecto, porque el proyecto que tengo en la cabeza es un proyecto ambicioso para esta tierra y necesito para gobernar con ese sentimiento, el apoyo de cuanta más gente mejor».

En este sentido, aseguró que lo que necesita Castilla-La Mancha para recuperar el retraso que acumuló durante épocas pasadas «es que sus gentes estén unidas y que su gobierno sepa que cuando exige, por ejemplo las competencias sanitarias, hay gente detrás, toda la región, menos el Partido Popular de Castilla-La Mancha». «A mi no me hace falta quien dice que 10.000 millones más o menos, como decían los dirigentes del PP, no son importantes», dijo. «Claro que son importantes; son dos hospitales, el de Tomelloso y el de Villarrobledo», añadió, y dijo que «yo siento el orgullo y la emoción de saber que tengo una tierra detrás con la que me senté con el ministro de Hacienda; él tenía un Decreto que lo nombraba ministro y yo una región y por eso le sacamos 17.000 millones más de los que nos ofrecían».

José Bono señaló también que «no se trata de tener más votos para el exhibicionismo, sino de tener más fuerza porque de esta tierra no hay quien se ría, ni quien nos humille ni nos postergue; podrá haber gobiernos nacionalistas o no nacionalistas, pero más autónomos que el Gobierno de Castilla-La Mancha, aún no se han constituido», aseguró.

«Los candidatos socialistas son buena gente

Por otra parte, el presidente de Castilla-La Mancha, aseguró que las candidaturas del PSOE a las Cortes Regionales están integradas «por gente de aquí, con ganas de gobernar y con el objetivo de defender a esta tierra por encima de cualquier otra consideración», al tiempo que señaló que se trata de «buena gente, que sabe que insultar es una cosa fea».

Bono aseguró que «el bienestar de esta tierra vale más que el PSOE y el PP juntos» y aseguró que no sería capaz de encabezar un partido que defendiera intereses particulares y partidistas. «Me esfuerzo en ser el presidente de todas y de todos», afirmó citando el lema de su campaña electoral, y dijo que le importan más las próximas generaciones de castellano-manchegos que las próximas elecciones.

Tras recordar que Castilla-La Mancha es la única región de Europa en la que sus gestores y también los que aspiran a serlo publican en el Diario Oficial sus declaraciones de bienes y rentas, hizo referencia a la petición de José Luis Rodríguez Zapatero a los candidatos socialistas para que desarrollen una campaña electoral sin insultos o descalificaciones. En este sentido, aseguró que no es necesario recomendar nada a los integrantes de las listas del PSOE en Castilla-La Mancha «porque son buena gente y saben que insultar es una cosa fea; creo que no es eficaz, pero además es que está muy feo, –dijo–, cuanto más grave es el insulto más afea la conducta del que lo produce, pero no tengo que aconsejarles nada, porque quienes van en las candidaturas saben y practican a diario que el insulto no hace crecer la dignidad de nadie, en todo caso del insultado», concluyó.

Guerra de Irak

En relación a las consecuencias electorales que pueda tener la guerra de Irak, Bono afirmó que «no deseo una derrota ni una victoria electoral bañada en sangre inocente, es obsceno e inadmisible, pero tampoco puede volverse la cabeza ni volverse locos; los que han apoyado la guerra, los que han bombardeado, los que los han impulsado a hacerlo no son los pacifistas ni son los moderados».

En declaraciones a los periodistas, el jefe del Ejecutivo castellano-manchego subrayó que «no son los delincuentes lo que han salido a la calle» y añadió que tampoco puede insinuarse que hasta el Papa, por estar en la protesta contra la guerra «esté dando la mano a los dictadores». «El sentido común tiene que imponerse y el jefe del Gobierno tiene la obligación de cohesionar a España; no sacar el espantajo de la división de los españoles y las dos Españas», aseveró.

«El bienestar de España, –dijo Bono–, vale más que Aznar y Zapatero, y el PP y el PSOE juntos y el jefe del Gobierno tiene la obligación de no crispar a la población», añadió.

Respecto a la guerra, Bono indicó que «felizmente, esa locura bélica ha terminado; ya no se lanzan bombas» y añadió que «ese ?!IdEntrada
?Seccion?FechaNoticia]Lugar?2Provincia ?Region?2Paispuntapié que se dió a la legalidad internacional en las Islas Azores debe recomponerse». El presidente castellano-manchego afirmó que a España «no le conviene estar a las órdenes del presidente Bush, de su mano» y dijo que es «una amistad peligrosa».

«A España le interesa la amistad de los europeos», agregó Bono, quien recordó que ahora se está debatiendo la reforma de la Política Agraria Común (PAC) y preguntó si «ahora va a venir el señor Bush a decirle a Fischler cuales han de ser las ayudas a la agricultura o a la vid». «Nuestros aliados son aquellos con los que podemos avanzar juntos, con Bush lo único que podemos hacer es apoyarle en sus bombardeos», aseguró.

A juicio de Bono, Estados Unidos es un país aliado, «pero no puede pretender volver a poner de rodillas al Gobierno de España, porque es una situación desde mi punto de vista muy triste».

Comparte la noticia en
  • Buscador de noticias
Encuéntranos en

Pin It on Pinterest