Bono pide el apoyo de todos para cumplir con su juramento de defender Castilla-La Mancha por encima de todo

2 Jul 2003

José Bono durante su toma de posesión como Presidente de Castilla-La Mancha

Bono pide el apoyo de todos para cumplir con su juramento de defender Castilla-La Mancha por encima de todo

2 Jul 2003

José Bono durante su toma de posesión como Presidente de Castilla-La Mancha

Bono pide el apoyo de todos para cumplir con su juramento de defender Castilla-La Mancha por encima de todo

2 Jul 2003

José Bono durante su toma de posesión como Presidente de Castilla-La Mancha

El presidente de Castilla-La Mancha, José Bono, pide la ayuda de toda la sociedad para "hacer y perseverar en el bien" y para cumplir con su juramento y su compromiso como presidente de esta región de que, "por encima de todo, está Castilla-La Mancha".

Bono, en su toma de posesión como presidente de Castilla-La Mancha en un acto que se celebró en el cigarral del Santo Ángel Custodio de Toledo, aseguró que no consentirá que nadie humille a esta Comunidad Autónoma y pidió el apoyo de todos los colectivos sociales para atender, sobre todo, a los más desvalidos.

«Os necesito a todas y todos, a los votantes progresistas, al Gobierno de España, a los empresarios, a los sindicatos, al PP, a los religiosos, a los agnósticos para conseguir este objetivo», dijo el presidente regional, quien añadió que «soy lo que me habéis dado, y no sólo en el aplauso y en el voto, también en la crítica».

Ante un auditorio de casi dos mil personas, el jefe del Ejecutivo autónomo indicó que defender a esta tierra es una de sus convicciones más profundas por encima de la lealtad al Gobierno de España, gobierne quien gobierne, por encima de los periodistas famosos y poderosos y por encima del partido al que se pertenece.

En este sentido, Bono destacó que Castilla-La Mancha es hoy «hija de sus obras» y ha conseguido acabar con la idea del centralismo, «inseparablemente unida a nuestras vidas, y acuñar un regionalismo de largo alcance».

Durante su intervención, Bono indicó que el resultado electoral del pasado 25 de mayo viene a recordar algunas convicciones como la transparencia, la cercanía, la moderación y la autonomía, que son las claves de su Gobierno.

Asimismo, recordó que Castilla-La Mancha es una tierra que ha conseguido lo más difícil, tener voz, y ahora nos queda lo más importante, lograr que nuestra Comunidad Autónoma, que no es la más rica de España, «consiga en bienestar social, en sanidad, en educación y en empleo, ponerse entre las regiones de cabeza».

Al respecto, manifestó que alcanzar este objetivo no es posible sin España, una España de las autonomías «que no está en una permanente agria bronca entre vecinos envidiosos y recelosos que inventan himnos para decir que son mejores que los de al lado».

Así, abogó por la España «que asegura la igualdad de oportunidades, la España en la que quien paga más impuestos no invoque tener más derechos, la España en la que el principio de igualdad prima sobre el principio de autonomía».

En este sentido, Bono aseguró que el principio de igualdad se quiebra cuando alguien habla de autodeterminación, porque, dijo «quien quiere comer aparte es quien quiere comer más» y dijo que «el mismo derecho tiene un toledano, o un extremeño que un vasco a decidir sobre el futuro territorial de nuestro país».

Por último, el presidente destacó que, por primera vez en la historia, «hemos podido llorar juntos, la izquierda y la derecha, a nuestros muertos y tenemos la oportunidad histórica de luchar por la libertad, por esa España que rompe los moldes a favor de la libertad y no por la castiza, la rancia ni la medieval».

Al acto celebrado hoy en Toledo asistieron, además, el presidente del PSOE, Manuel Chaves; el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Eduardo Zaplana; el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, y el secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero.

Comparte la noticia en
  • Buscador de noticias
Encuéntranos en

Pin It on Pinterest