Bono reafirma su lealtad a una España plural, unida y amable frente a una España bronca y excluyente

15 Jul 2003

Bono durante su comparecencia ante los medios de comunicación.

Bono reafirma su lealtad a una España plural, unida y amable frente a una España bronca y excluyente

15 Jul 2003

Bono durante su comparecencia ante los medios de comunicación.

Bono reafirma su lealtad a una España plural, unida y amable frente a una España bronca y excluyente

15 Jul 2003

Bono durante su comparecencia ante los medios de comunicación.

El Presidente Bono, destacó que su reunión con Aznar ha servido para recuperar la normalidad democrática entre Gobierno central y autonómico y se refirió a la capacidad de entendimiento, acuerdo y diálogo mostrada por el Gobierno de Castilla-La Mancha "que en los últimos años ha sido capaz de firmar un convenio con el Gobierno central cada día y medio"

El presidente de Castilla-La Mancha, José Bono, se ha reafirmado hoy en su lealtad a una España plural, unida y amable frente a una España bronca y excluyente.

En su reunión de esta tarde con el presidente Aznar, José Bono se ha referido a las tensiones territoriales que en demasiadas ocasiones afloran en la vida política nacional y los riesgos de desvertabración de España. En este sentido, ha apostado por una España compresiva e integradora frente a un país excluyente y rupturista.

El responsable del Ejecutivo autonómico señaló que éste ha sido un encuentro de trabajo, y no de cortesía, que ha servido para repasar la situación de las relaciones entre Gobierno central y autonómico y recuperar la normalidad democrática entre ambas administraciones.

La capacidad de entendimiento, diálogo y acuerdo es, según el presidente castellano-manchego, una de las señas de identidad del Gobierno de Castilla-La Mancha, que ha mantenido unas relaciones fluidas y de lealtad con el Gobierno central.

Según el presidente castellano-manchego, esta actitud de colaboración ha permitido «firmar un acuerdo cada día y medio con el Gobierno central, algunos de ellos estratégicos para Castilla-La Mancha, como la vertebración de la región a través de la alta velocidad y el Plan Hidrológico Nacional».

«He venido para recordarle a Aznar que me han elegido para defender a Castilla-La Mancha, también en el Palacio de La Moncloa», indicó José Bono quien recalcó que el Gobierno de España tiene cuentas pendientes con Castilla-La Mancha, entre ellas las que tienen que ver con aquellas materias que han sido transferidas sin financiación suficiente.

Por último, el presidente de Castilla-La Mancha apostó por una España unida en la que el principio de igualdad prime sobre el principio de autonomía. En este sentido, José Bono añadió que el presidente del Gobierno español debe contribuir «a construir una España respetuosa, donde la diferencia no implique división, exclusión ni privilegios».

Comparte la noticia en
  • Buscador de noticias
Encuéntranos en

Pin It on Pinterest