‘La Ley del Sector Ferroviario, de aprobarse, provocará que las autonomías paguen en solitario las líneas deficitarias’

16 Oct 2003

Luis Ayllón, senador socialista por Cuenca.

‘La Ley del Sector Ferroviario, de aprobarse, provocará que las autonomías paguen en solitario las líneas deficitarias’

16 Oct 2003

Luis Ayllón, senador socialista por Cuenca.

‘La Ley del Sector Ferroviario, de aprobarse, provocará que las autonomías paguen en solitario las líneas deficitarias’

16 Oct 2003

Luis Ayllón, senador socialista por Cuenca.

El senador de Castilla-La Mancha, Luis Ayllón solicita al Gobierno del PP que elabore un nuevo proyecto, porque el actual "no contempla la verdadera realidad del ferrocarril en nuestro país"

El senador por la provincia de Cuenca y portavoz del Grupo Socialista en la Comisión de Infraestructuras de la Cámara Alta, ha presentado, en nombre de su grupo, una enmienda a la totalidad al proyecto de Ley del Sector Ferroviario, al considerar que el mismo no «contempla la verdadera realidad del ferrocarril en nuestro país».

Luis Ayllón, ponente de esta Ley, en representación de los socialistas, ha solicitado al Gobierno del PP que elabore un nuevo proyecto, ya que de aprobarse como está, supondría que las únicas competencias que sobre materia ferroviaria tendrían las comunidades autónomas, «quedarían prácticamente relegadas a pagar el funcionamiento, en solitario, de aquellas líneas que el Gobierno de España considere deficitarias».

Este proyecto, que ha recibido hoy el visto bueno del Senado, gracias a la mayoría de los «populares», nace de la aplicación que, obligatoriamente, ha de hacerse en nuestro país de las directivas comunitarias aprobadas al efecto en el año 2001. Pero para Ayllón, «esa adaptación realizada por el Gobierno Central está totalmente desajustada».

El senador socialista considera, igualmente, que la separación radical que desde el inicio de la aplicación de la Ley se hace con la creación de dos entes gestores completamente separados (ADIF y RENFE, Operadora), es excesivamente arriesgada. La separación, indica Ayllón, cumpliendo la Directiva Comunitaria de separación contable, merecía una situación transitoria, una adaptación más pausada a través de una única empresa pública con dos unidades operativas distintas y diferenciadas en su funcionamiento económico.

Otra de las razones que ha aportado el portavoz socialista al justificar su postura en contra, subraya la nula autonomía que el proyecto del Gobierno del PP otorga al Comité de Regulación, órgano que ha de velar por la transparencia del mercado ferroviario y que al nacer con una dependencia orgánica y funcional de Fomento, no podrá cumplir su función con las debidas garantías de autonomía e independencia.

Por último, Luis Ayllón ha centrado otro de sus razonamientos en las dudas, más que razonables, sobre la viabilidad de la nueva entidad empresarial RENFE-Operadora, que arranca con un déficit de 1.500 millones de euros, completamente lastrada y sin que el proyecto de Ley contemple un plan de viabilidad que prevea dicha circunstancia.

Comparte la noticia en
  • Buscador de noticias
Encuéntranos en

Pin It on Pinterest