Bono apuesta por ‘arrear con fuerza’ para que España cambie de Gobierno en marzo

21 Dic 2003

José Bono durante la tradicional comida de Navidad del PSOE de Toledo.

Bono apuesta por ‘arrear con fuerza’ para que España cambie de Gobierno en marzo

21 Dic 2003

José Bono durante la tradicional comida de Navidad del PSOE de Toledo.

Bono apuesta por ‘arrear con fuerza’ para que España cambie de Gobierno en marzo

21 Dic 2003

José Bono durante la tradicional comida de Navidad del PSOE de Toledo.

El Presidente regional, que participó en la tradicional comida navideña del PSOE toledano manifestó, ante más de 2.000 militantes y simpatizantes, que nuestro país necesita un gobierno que hable de igualdad

El presidente de Castilla-La Mancha, José Bono, animó hoy a «arrear con fuerza» para que el próximo mes de marzo, con motivo de las elecciones generales, España cambie de Gobierno y el secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero «esté como presidente».

En su discurso ante los más de 2.000 afiliados y simpatizantes que asistieron a la tradicional comida de Navidad del PSOE de Toledo, Bono aseguró que «hace falta» un Gobierno de España que cambie al actual, algo que «creemos obligado», reseñó.

Según detalló, el país necesita un Gobierno que hable de igualdad y no sólo de oportunidades, que haga las cosas «en la práctica» y no sólo en la teoría y «en el que, no tengo la más mínima duda, esté como presidente José Luis Rodríguez Zapatero».

Al respecto, José Bono añadió que ni las encuestas ni «algunas opiniones contrarias» le quitan la esperanza, considerando que «podemos ganar y yo sé que si queremos podemos».

El viaje de Aznar a Irak, «una cutreria»

Por otra parte, el presidente Bono, aseguró haber sentido «vergüenza» de la «cutrería» del viaje del presidente del Gobierno, José María Aznar, a Irak, con el que, a su juicio, «trataba de imitar a quien pone la muestra al Gobierno de España», el presidente de EE.UU., George W. Bush.

Bono aludió, durante su intervención, a la visita de Aznar a las tropas españolas destinadas en Irak, un viaje «para ganar votos», destacó. A su juicio, «no hace falta perder la compostura y subirse al celemín para ser patriota», considerando que Aznar podía haber saludado a los soldados por videoconferencia o «incluso en secreto», y que es más patriota el que, por ejemplo, «en vez de conseguir una imagen que pueda ser aplaudida por patriótica» se dedica a bajar el precio de la vivienda que, como recordó, durante el mandado de Aznar ha subido un 60 por ciento.

«Es más patriótico abaratar la vivienda que irse de juegos florales lloriqueando ante un tanque o un misil», insistió Bono. En este sentido, defendió que cada uno quiere a España a su manera «y no se puede obligar a nadie a que la quiera al modo en que cada uno la siente».

José Bono apostó por la gente que se comporta «como gente de bien» y que lucha por conseguir que lo importante en este planeta sea el bien, aunque entre las razones que mueven al planeta estén muchas veces los helicópteros militares, misiles, cañones o armas de guerra «que mueven los corazones de gentes equivocadas o codiciosas».

«La gente de bien normalmente sufre ante las calamidades, se opone a las guerras y aunque le duela a la derecha, está mucho más con el Papa, que ha condenado por inmoral la guerra de Irak, que con los que se suben a un celemín cuajado de fieltro para recibir el aplauso de unos señores y hacerse una imagen».

«Mi prioridad es Castilla-La Mancha»

José Bono aseguró, igualmente, que su prioridad es «ser y seguir siendo presidente de Castilla-La Mancha», y lo demás, en relación a la posibilidad de que forme parte del Gobierno central si el PSOE gana las próximas elecciones generales, es «conversación y pura especulación».

Bono indicó que seguir siendo presidente regional «lo he pensado, lo he escrito y lo hemos redactado Zapatero y Bono para que se enteren los adelantados de la información».

Indicó que el secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero –con el que habló dos veces hoy, según dijo– le pidió hace unas semanas que integrase un equipo elegido por el propio Zapatero para definir las líneas programáticas del Gobierno socialista después de las elecciones de marzo «y en ello estoy trabajando», puntualizó.

«Él sabe que yo soy de los que arriman el hombro para que en marzo presida el Gobierno de España», declaró en relación al líder del PSOE Bono, quien matizó que aunque «a algunos les molesta que nos llevemos bien porque siempre es más noticioso para un titular el conflicto que la amistad», el conflicto entre el secretario general del PSOE y Bono tiene un problema, «que es mentira», subrayó.

Comparte la noticia en
  • Buscador de noticias
Encuéntranos en

Pin It on Pinterest