Barreda: ‘hemos transformado un territorio en conciencia y en sentimiento’

31 May 2004

Barreda entregó a Bono la máxima distinción de Castilla-La Mancha.

Barreda: ‘hemos transformado un territorio en conciencia y en sentimiento’

31 May 2004

Barreda entregó a Bono la máxima distinción de Castilla-La Mancha.

Barreda: ‘hemos transformado un territorio en conciencia y en sentimiento’

31 May 2004

Barreda entregó a Bono la máxima distinción de Castilla-La Mancha.

El Presidente regional, José María Barreda, aseguró, durante la entrega de la Medalla de Oro de Castilla-la Mancha a José Bono, que este galardón se lo entregamos a toda una generación y a una sociedad que ha liderado todo este proceso apasionante de construir una realidad nueva al servicio de los castellano-manchegos. Para Barreda, "hemos transformado lo que sólo era un territorio en una conciencia y en un sentimiento; la conciencia de que hoy la región que queremos está en nuestras manos y el sentimiento de que somos alguien".

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, aseguró hoy que en este poco tiempo histórico de 21 años, hemos cambiado el curso de los acontecimientos por eso, añadió, «hoy celebramos que el río de estos años ha tenido una corriente impetuosa en la región».

En el marco del Acto Institucional del Día de la Región, el presidente manifestó celebrar que «hemos transformado lo que sólo era un territorio en una conciencia y en un sentimiento; la conciencia de que hoy la región que queremos está en nuestras manos y el sentimiento de que somos alguien, la autoestima que nos permite afirmar sin complejos, como escribió el poeta, nosotros somos quien somos».

Tras imponer la Medalla de Oro de Castilla-La Mancha a José Bono, Barreda pluralizaba en toda la sociedad de la región, en sus hombres y mujeres, los éxitos de estos años para indicar que «Castilla-La Mancha está preñada de porvenir porque tiene un presente en estado de buena esperanza».

De igual forma señaló que entre todos vamos a ser los arquitectos de lo que queda por hacer, que es mucho, entre todos vamos a construir el futuro y todos juntos vamos a ser sus constructores, «es lo que nos permite la autonomía, atracar el barco en el puerto que queramos, sabiendo bien en qué lugar nos situamos y cuáles son los escollos».

El presidente del Ejecutivo regional enmarcó a Castilla-La Mancha en un doble escenario, el de España donde abogó por la cohesión social y territorial como premisa en el nuevo impulso que aborda el Estado de las Autonomías, y en el contexto europeo cuya ampliación reciente no debe impedir la solidaridad de la UE con las regiones que siguen necesitando de ella.

En definitiva, Barreda afirmó que «seremos exigentes y firmes defendiendo nuestros intereses, pero también nobles sabiendo que la cooperación y la lealtad institucional deben enmarcar todas nuestras relaciones».

Reconocimiento

En este día festivo de la región, José María Barreda también tuvo palabras de reconocimiento y agradecimiento para los alcaldes y concejales que están a disposición de todos sus vecinos las 24 horas del día y reconoció que la política municipal es la más complicada, la más pura y la más dura porque se ejerce a píe de obra.

«Por eso hoy, en nombre de los castellano-manchegos, cuando se cumplen 25 años de las primeras corporaciones democráticas, quiero dar las gracias a todos los alcaldes y alcaldesas, concejales y concejalas por su labor y por su entrega al interés general».

Medalla de Oro de la región para José Bono

Barreda confesó tener una gran dificultad para hablar de la obra de José Bono «porque siempre acabo pensando más en su persona, más en su dimensión humana, que en su obra aunque ésta es ingente pero su dimensión personal tiene para mí mucha más fuerza y me ha enseñado cosas aún más valiosas».

Así, el presidente aseguró haber aprendido de Bono que es bueno, ser bueno; que es inteligente ser generoso; que hay que estar con todos pero sobre todo con los débiles, que hay que ayudar a todos pero ante todo a los que más lo necesitan.

De igual forma dijo haber aprendido con él a ser leal pero también valiente y audaz en la defensa de nuestras convicciones y de los castellano-manchegos y, sobre todo, «he podido tener con él una de las experiencias más hermosas que se pueden vivir: la experiencia de la amistad».

José María Barreda destacó que darle la medalla a José Bono es entregársela a toda una generación que le ha acompañado durante todos estos años, «le imponemos la medalla a toda una sociedad que Bono ha liderado durante todo este proceso apasionante de construir una realidad nueva al servicio de los castellano-manchegos».

Un mensaje de confianza, ilusión, esperanza y porvenir

Antes de concluir su discurso, el presidente quiso invitar a todos los castellano-manchegos a que asuman, cada cual desde su lugar, el protagonismo de participar en la construcción de una sociedad mejor y quiso trasladarles un mensaje de confianza, de ilusión, de esperanza y de porvenir porque «hemos escrito el presente, podemos escribir, y escribiremos, el futuro».

Barreda saludaba desde el teatro auditorio Buero Vallejo de Guadalajara a todos los castellano-manchegos en general y a los anfitriones guadalajareños, en particular, pero quiso detenerse muy especialmente en los nombres de los paisanos, vecinos, compañeros, amigos, padres, madres, hijos e hijas de diferentes razas y religiones, seres humanos en definitiva descarrilados brutalmente de la vida por la sinrazón y el odio, el pasado 11 de marzo.

«Los recordaremos hoy y los recordaremos siempre. Nuestra memoria con ellos. Con sus familiares y amigos, nuestro cariño, nuestro afecto y nuestra ayuda para lo que necesiten», según les brindó el presidente de Castilla-La Mancha.

Bono: C-LM, una obra preñada de futuro

Por otra parte, en un acto emotivo, plagado de recuerdos y agradecimientos, el ministro de Defensa, José Bono, reconoció que esta región es una obra nueva «con un futuro cierto y nuevas metas» y que Casti?!IdEntrada
?Seccion?FechaNoticia]Lugar?2Provincia ?Region?2Pais?2Continente
?2Titular?xSubtitulo ???Encabezado
???Desglose???URL?2URLAdiclla-La Mancha nunca será, para él, «tierra de enfrentamiento político», palabras que dirigió una vez que el presidente de la región le impuso la Medalla de Oro de la Comunidad Autónoma.

Bono reconoció en Castilla-La Mancha esa comunidad que es lo que un día se atrevió a soñar y que ha conseguido hacer realidad metas a las que ni siquiera aspiró. También manifestó que después de dos décadas se ha conseguido, con el trabajo de todos, cambiar el paisaje de la región.

«Con nuestra perseverancia hemos abierto una ruta que no imaginábamos», indicó el ministro de Defensa, que advirtió que Castilla-La Mancha es ahora «una obra nueva con un futuro cierto».

El responsable de la cartera de Defensa admitió que en este camino de progreso y desarrollo, la región tiene nuevos retos y problemas que se derivan, como no podía ser de otro modo, del crecimiento y de la «rebeldía». E identificó en Castilla-La Mancha a esa hija que ya tiene edad para ser madre de la generaciones mas jóvenes, «a la que hemos visto aprender a volar y a la que veremos volar sola».

El ex presidente de Castilla-La Mancha, que reiteró su gratitud ante el reconocimiento que recibía del pueblo de Castilla-La Mancha, pidió perdón a quienes ofendió, a cuantos contradijo sin razón y a los que hirió en el calor de una debate político. Pero, además de gratitud y disculpas, también solicitó ayuda para llevar a buen fin el compromiso de no convertir nunca Castilla-La Mancha en tierra de batalla o de enfrentamiento político.

Y es que Bono confesó un sentimiento de arraigo especial en esta tierra, un sentimiento que no es ocasional y que tiene la edad de su conciencia. En este sentido argumentó que esta Región será su lugar de cobijo, «si demando vuestro generoso amparo, -apostilló-, es porque nunca más deseo, aunque fuere legítimo, enfrentarme política o personalmente a nadie de mi tierra».

Comparte la noticia en
  • Buscador de noticias
Encuéntranos en

Pin It on Pinterest