“C-LM debe aprovechar el 2005 para dar un impulso hacia adelante y defender juntos con eficacia nuestros intereses”

24 Dic 2004

José María Barreda.

“C-LM debe aprovechar el 2005 para dar un impulso hacia adelante y defender juntos con eficacia nuestros intereses”

24 Dic 2004

José María Barreda.

“C-LM debe aprovechar el 2005 para dar un impulso hacia adelante y defender juntos con eficacia nuestros intereses”

24 Dic 2004

José María Barreda.

El presidente Barreda desea que el próximo año, el de la celebración del IV Centenario de ‘El Quijote’, se recuerde a todo el mundo que La Mancha existe y que, al mismo tiempo, se dé un salto cualitativo. Igualmente, aprovechó para exigir, tal y como señala la Constitución, la igualdad entre todos los españoles y recordó su obligación de defender con firmeza y lealtad los interés de esta tierra y entre éstos, el agua, un recurso imprescindible para la Comunidad Autónoma.

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, ha deseado hoy que la Región aproveche el nuevo año para dar un impulso hacia adelante para que “entre todos juntos, porque la unidad es desde mi punto de vista imprescindible, sepamos defender con eficacia nuestros intereses”.

En el tradicional mensaje de Navidad, el presidente Barreda felicitó la Navidad a los castellano-manchegos a los que deseó unas jornadas de descanso en estos días tan particularmente entrañables y mágicos en los que invitó a aprovechar la ocasión “para la convivencia, la alegría y también para la reflexión” de cara a un año que, anheló, sea “particularmente próspero para Castilla-La Mancha y para todos y cada uno de los castellano-manchegos”.

Precisamente, José María Barreda calificó como “importante” el año que se avecina por celebrarse en 2005 el IV Centenario de la publicación de la primera edición de Don Quijote de la Mancha por lo que, en su opinión, hay que aprovechar este evento “para recordar a España, a Europa y a todo el mundo que La Mancha existe y que Castilla-La Mancha es una Región apasionante y apasionada que se puede y se debe visitar”.

De este modo, el presidente del Ejecutivo castellano-manchego expresó su intención de aprovechar esta seña de identidad que es, a la par, nuestra y universal “para dar un salto cualitativo en el tiempo ahora que los castellano-manchegos somos dueños de nuestro propio destino y estamos demostrando ser capaces de gobernarnos a nosotros mismos”.

En ese mismo sentido añadió que “desde que tenemos autonomía hemos dado ese salto cualitativo que ahora debemos profundizar dando un nuevo impulso a nuestro progreso y a nuestro desarrollo”.

Para ello, el presidente Barreda se comprometió a defender “con eficacia” los intereses de la parte que le corresponde, Castilla-La Mancha, siendo consciente de que está integrada en un todo, España, que a su vez está inmersa en la Unión Europea.

La defensa del agua y la exigencia de una igualdad real

Entre esos intereses a los que se refirió José María Barreda defender, citó, concretamente, el agua, un recurso que considera que es “escaso, imprescindible y necesario, y al que no vamos a renunciar”.

De otro lado, el presidente del Gobierno regional formuló una exigencia que se articula con claridad en la Constitución Española, la igualdad real entre todos los españoles. “Todos los españoles y las españolas, por el hecho de serlo y con independencia de donde vivan, tenemos que tener de verdad la misma igualdad real de oportunidades, un compromiso político que como presidente de Castilla-La Mancha voy a mantener”.

Así, para Barreda el momento de recordar este planteamiento es oportuno, toda vez que se está planteando la reforma de algunos Estatutos de Autonomía e, incluso, de varios artículos de la Carta Magna, aunque, en cualquier caso, quiso transmitir “optimismo y confianza en nosotros mismos” y dejar patente que “no se trata de tener la fe del carbonero en las posibilidades de Castilla-La Mancha, sino de recordar los hechos objetivos que las hacen posibles”.

En esta misma línea, indicó que ahora Castilla-La Mancha es dueña de su destino que es, precisamente, el sentido que tiene la Autonomía, “la capacidad de tomar nuestras propias decisiones y por ello, el desarrollo, el progreso y el bienestar han pasado a depender ahora, fundamentalmente, de Castilla-La Mancha y de sus habitantes”.

Optimismo en el futuro

A su juicio, son muchas las cosas que se han alcanzado en un corto espacio de tiempo, pero desde una posición realista indicó que también son otras muchas las que quedan por conseguir, de ahí que reiterara su consejo de aprovechar al máximo este próximo año.

“Creo que las cosas están bien. Soy optimista. Tengo mucha confianza en Castilla-La Mancha y en su futuro porque confío plenamente en la capacidad de esta tierra y en el trabajo y el compromiso con ese futuro de mis paisanos. Hemos demostrado que somos capaces de construir un presente sólido y sobre sus cimientos estoy convencido de que podemos edificar un futuro espléndido”, concluyó el presidente, siendo éste su principal deseo para todos los castellano-manchegos en estas fechas.

Comparte la noticia en
  • Buscador de noticias
Encuéntranos en

Pin It on Pinterest