Barreda garantiza que todos los olivareros de Castilla-La Mancha tendrán 300 euros por hectárea

24 Ene 2005

El Presidente Barreda con responsables de organizaciones agrarias de C-LM.

Barreda garantiza que todos los olivareros de Castilla-La Mancha tendrán 300 euros por hectárea

24 Ene 2005

El Presidente Barreda con responsables de organizaciones agrarias de C-LM.

Barreda garantiza que todos los olivareros de Castilla-La Mancha tendrán 300 euros por hectárea

24 Ene 2005

El Presidente Barreda con responsables de organizaciones agrarias de C-LM.

“Todos los olivareros de Castilla-La Mancha tendrán una ayuda de 300 euros por hectárea”. Estas han sido las afirmaciones del Presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, tras el encuentro que ha mantenido hoy con responsables de las organizaciones agrarias Asaja, UPA, Coag-IR y Ucaman, así como con representantes de la Plataforma en Defensa del Olivar. Con ello, se cumple con el compromiso que se adoptó en su día con el sector.

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, ha asegurado hoy, tras un encuentro con las organizaciones agrarias y cooperativas de Castilla-La Mancha y con la Plataforma del Olivar, que todos los olivareros de Castilla-La Mancha tendrán una ayuda de 300 euros por hectárea, cumpliendo así con el compromiso que adoptó en su día con el sector.

José María Barreda ha destacado el “extraordinario” comportamiento del sector olivarero en estas reivindicaciones que van en beneficio del olivar de bajo rendimiento. “Me satisface comprobar que los castellano-manchegos tenemos gran capacidad de vertebración y cohesión con plataformas como la del olivar que defiende los intereses sectoriales, sin perder de vista el interés general”, manifestó.

Para el responsable del Ejecutivo regional, quien calificó la reunión como “un auténtico encuentro de trabajo”, la solución adoptada es “muy positiva”. Del mismo modo aseveró que “los agricultores de Castilla-La Mancha han mantenido su fuerza que siempre contará con la complicidad del Gobierno de Castilla-La Mancha para garantizar la permanencia de este sector”.

Castilla-La Mancha “ha arrancado” 34 millones de euros más de presupuesto para el olivar regional en la negociación de la OCM del aceite. Con la propuesta inicial de la Comisión Europea sobre la reforma de la OCM del aceite de oliva, Castilla-La Mancha habría recibido 58 millones de euros en ayudas. Después de las negociaciones en Bruselas, las negociaciones con el Ministerio de Agricultura y el resto de comunidades autónomas, y el logro de este plan, al final nuestra región puede contar con 92 millones de euros.

Según recordó Barreda, el programa tiene una dotación presupuestaria en torno a 19 millones de euros, cofinanciado entre las distintas administraciones. El 75% de la subvención procede de fondos FEOGA de la Unión Europea, un 12,5% del Ministerio de Agricultura y la misma cantidad la aporta el Ejecutivo autonómico.

El programa regional para el olivar de Castilla-La Mancha supone una ayuda adicional por hectárea para las superficies con rendimientos menores a 250 kilogramos de aceite, porque eran las únicas que habían quedado sin la garantía de una subvención de 300 euros por hectárea con la aplicación de la nueva OCM del aceite de oliva. De ahí que el programa regional vaya orientado a este segmento.

157.242 hectáreas beneficiadas

La superficie que se puede acoger al programa regional es, al menos, de 157.000 hectáreas. Para poder recibir esta ayuda, los agricultores tienen que someterse a unos requisitos medioambientales, entre los que se encuentran la reducción en la utilización de productos químicos, y a unos controles.

Con las medidas aprobadas queda garantizado el nivel de ayudas que reclamaba el sector regional y se refuerza el valor ambiental, porque al beneficio que ya supone el mantenimiento de los árboles se suman exigencias en los métodos de cultivo que contribuyen a evitar la erosión, reducir la contaminación por productos químicos y mermar el nivel de residuos en la producción.

Estos requisitos son fáciles de cumplir para las explotaciones a las que van dirigidas las ayudas porque la obtención de rendimientos inferiores a 250 kilogramos por hectárea implica que no se está aplicando un cultivo intensivo en estas superficies y, por tanto, es muy limitada la utilización de productos químicos en el abonado y en la lucha contra plagas.

En representación del sector agrario tomaron la palabra Cristóbal Torres de UPA, Antonio Castellanos de Coag-IR, José Vicente Fernández de Ucaman y José María Fresneda de Asaja. Este último destacó que esta ha sido la primera vez en la que un presidente comparece junto a los representantes del sector agrario para poner de manifiesto “un gran logro común, esto nos da pie para trabajar con más confianza y profesionalidad”, aseveró.

En el mismo sentido se pronunció el portavoz del sector del aceite de Ucaman al señalar que más de 90.000 agricultores y un gran número de almazaras de la región serán viables.

Por su parte Antonio Castellanos de Coag-IR, que recordó que en esta región hay una hectárea de olivar por cada dos de viña, aseveró que se ha conseguido una fórmula compatible que, espera, se aplicará en 2006. Cristóbal Torres de UPA reconoció el trabajo del Gobierno para dar respuesta a las peticiones de los olivareros.

Comparte la noticia en
  • Buscador de noticias
Encuéntranos en

Pin It on Pinterest