Ayudar a las familias es una prioridad del Gobierno regional, según José María Barreda

10 Feb 2005

José María Barreda junto a miembros de la dirección del Grupo Socialista.

Ayudar a las familias es una prioridad del Gobierno regional, según José María Barreda

10 Feb 2005

José María Barreda junto a miembros de la dirección del Grupo Socialista.

Ayudar a las familias es una prioridad del Gobierno regional, según José María Barreda

10 Feb 2005

José María Barreda junto a miembros de la dirección del Grupo Socialista.

El Presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, visitó ayer diferentes localidades de la provincia de Guadalajara. Durante estas visitas, Barreda destacó que para el Gobierno regional es una prioridad ayudar a las familias y una forma de hacerlo es fomentar el acceso de la mujer al mercado laboral porque la maternidad no debe suponer un obstáculo para conseguir un trabajo estable”. También destacó las grandes inversiones que se están realizando por parte del Ejecutivo autonómico en materia de Sanidad, “cada día destinamos 5 millones de euros, más que Valencia o Cataluña”. Por último, ya en el pleno de las Cortes Regionales, el Presidente regional volvió a manifestar su rechazo al Plan Ibarretxe.

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, en una visita que realizó a Guadalajara, ha manifestado que “una de las prioridades del Gobierno que preside es la ayuda a las familias y una forma de hacerlo es fomentar el acceso de la mujer al mercado laboral porque la maternidad no debe suponer un obstáculo para conseguir un trabajo estable”.

Para ello Barreda ha aludido a la colaboración y entendimiento entre todas las administraciones, “porque es la única manera de conseguir las cosas”. En el nuevo ordenamiento las prestaciones sociales son fundamentales y uno de los pilares para garantizar el estado del Bienestar que el presidente ha asegurado para Castilla-La Mancha.

Cada día 5 millones de euros para Sanidad

Por otra parte, el presidente de Castilla-La Mancha, señaló que el Gobierno castellano-manchego destina cada día que amanece cinco millones de euros a Sanidad. Así, el gasto por habitante en Sanidad, según indicó, es en esta Región superior a la media nacional, incluso a la Comunidad Valencia o a Cataluña.

El jefe del Ejecutivo regional explicó que en Castilla-La Mancha el gasto en Sanidad por habitante y año asciende a 1.039 euros. “Para el Gobierno de Castilla-La Mancha nada es más importante que la salud, por ello hacemos un gran esfuerzo en dotación presupuestaria para esta área”.

Desde que Castilla-La Mancha asumió las competencias en materia sanitaria se ha incrementado en 2.000 el número de profesionales que velan por la salud de los castellano-manchegos. A este respecto, José María Barreda subrayó que el Gobierno que preside no sólo está realizando un gran esfuerzo en incremento de personal, sino en mejorar las instalaciones sanitarias.

Plan Ibarretxe

Por otra parte, en las Cortes regionales, José María Barreda, en el marco del debate de la propuesta de resolución en rechazo del Plan Ibarretxe, manifestó que el proyecto de reforma del Estatuto de Autonomía vasco “no tiene cabida en la nueva Europa”, dado que esta “no va a consentir que uno de sus estados miembros modifique sus fronteras de manera unilateral, por lo que el Plan Ibarretxe es un plan caduco, obsoleto y anacrónico”.

Este es el principal argumentó que esgrimió el presidente regional ante las Cortes para expresar su rechazo a esta propuesta que, tal y como precisó Barreda, vulnera 50 puntos de la Constitución. También hizo alusión a que “el plan que lleva el nombre del lehendakari no nace del consenso del pueblo vasco, sino sólo de una parte de él”.

Además, el Plan Ibarretxe, incidió Barreda, entra en confrontación con una de las máximas de la política, que dice que debe contribuir a fomentar la paz y la convivencia, y, lejos de esto, el Plan Ibarretxe “separa y divide a los propios vascos entre sí, y a una parte de los vascos con el resto de los españoles”.

Circunstancia que utilizó Barreda para aseverar que el Plan Ibarretxe es erróneo desde su concepción, “porque no nace del consenso, sino que se inició desde la división. No es el plan de los vascos, sino de una parte del pueblo vasco”.

El presidente del Ejecutivo castellano-manchego expresó su satisfacción por el hecho de que, finalmente, esta propuesta “fuera rechazada por la plena mayoría de los grupos parlamentarios”, liderados por los grupos con mayor representación en el Congreso de los Diputados, PP y PSOE, que “dijeron no con claridad, contundencia y sin dejar lugar a la duda”.

Un no tras el debate en el órgano donde reside la soberanía nacional

José María Barreda otorgó un gran valor a que este rechazo se haya producido “en las Cortes Generales, donde reside la soberanía nacional, y tras haber dado oportunidad a que tuviera lugar un debate donde todos dijeran lo que querían decir”.

El presidente Barreda también refrendó los argumentos de los portavoces de PP y PSOE en las Cortes regionales, Lucrecio Serrano y José Molina, respectivamente, que durante sus intervenciones hicieron alusión al artículo segundo de la constitución para desmontar el Plan Ibarretxe.

No obstante, Barreda añadió que no menos importante es recordar el artículo 139, en el que se hace alusión a que todos los españoles tienen los mismo derechos y obligaciones en cualquier parte del territorio del Estado.

En opinión de Barreda, la respuesta a aspiraciones de la naturaleza del Plan Ibarretxe reside en “la Constitución Española, que es un canto a la democracia, porque si de algo está impregnada es del espíritu de la solidaridad, y eso es algo que no debemos manchar”.

El presidente de Castilla-La Mancha concluyó su intervención manifestando que “yo me siento español a fuerza de ser castellano-manchego. Me siento español y esto muy orgulloso con esta condición que enriquece mi personalidad como ciudadano, y estoy seguro de que la inmensa mayoría de los castellano-manchegos comparten este sentimiento”.

Comparte la noticia en
  • Buscador de noticias
Encuéntranos en

Pin It on Pinterest