“La autovía de la Alcarria supone más de cien kilómetros de progreso y desarrollo”

25 Feb 2005

José María Barreda

“La autovía de la Alcarria supone más de cien kilómetros de progreso y desarrollo”

25 Feb 2005

José María Barreda

“La autovía de la Alcarria supone más de cien kilómetros de progreso y desarrollo”

25 Feb 2005

José María Barreda

El Presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, ha presentado, en Guadalajara el estudio informativo de la futura autovía de la Alcarria que conectará la capital alcarreña con la A-3 y la autovía de Castilla-La Mancha. Para Barreda, la futura autovía tendrá una importancia crucial para la Región, porque "son más de cien kilómetros de autovía, de progreso, de desarrollo y de posibilidades empresariales".

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, destacó hoy la importancia de la futura Autovía de La Alcarria para la región, porque «son más de cien kilómetros de autovía, de progreso, de desarrollo y de posibilidades empresariales».

Barreda, que presentó en el Palacio de Dávalos de la capital alcarreña el estudio informativo de esta infraestructura, resaltó el carácter «ambicioso» de la autovía que conectará Guadalajara con la A-3 y la autovía de Castilla-La Mancha y que servirá para mejorar «sustancial y cualitativamente nuestra renta posicional».

Barreda avanzó que el presupuesto estimado de este proyecto, del que todavía no se ha seleccionado el trazado definitivo, es de unos 560 millones de euros y habló de los primeros meses de 2006 para el inicio de las obras.

Ante la presencia de numerosas autoridades políticas y empresariales de la provincia alcarreña, Barreda destacó que es intención del Gobierno regional agilizar los trámites lo máximo posible y anunció la realización de conexiones rápidas de los municipios situados en el ámbito de influencia territorial de esta infraestructura.

La Autovía de La Alcarría es una vía de alta capacidad que conectará Guadalajara con la A-3 y la autovía de Castilla-La Mancha y su situación estratégica permitirá una mejor comunicación entre el Levante y toda la mitad norte peninsular.

Los tráficos de largo recorrido, especialmente de mercancías, obtendrán también con esta nueva vía un gran beneficio, derivado de la reducción de tiempos de transporte, lo que supondrá una reducción de los costes de distribución de las empresas, mejorándose la competitividad.

La futura autovía mejorará sustancialmente las comunicaciones entre Guadalajara, Cuenca y el resto de las capitales de la región, de modo que Guadalajara y Albacete, que son las capitales más alejadas entre sí, verán acortada significativamente la distancia que las separa.

Por todo ello, significó el presidente regional, «independientemente de cuál sea finalmente ese trazado, estar a diez o quince kilómetros de una infraestructura de estas características, en cualquier lugar de Europa significa tener una autovía a la puerta de la casa».

Para Barreda supone además «un gran paso adelante no sólo para los dos puntos de salida y de llegada de Guadalajara y Tarancón, sino para todo el Corredor nuevo, que se abre como un mundo lleno de nuevas posibilidades que vamos a saber aprovechar», dijo.

En este sentido apostilló que con esta vía «la renta posicional de esta parte de la provincia de Guadalajara se incrementa de una forma muy notable y, con ello, las posibilidades de incrementar la riqueza y el bienestar».

Para el presidente regional, proyectos como éste corroboran hasta qué punto en Castilla-La Mancha se ha dado un «salto de gigante» en la mejora de las comunicaciones y cifró en casi 2.700 los kilómetros de autovía con los que pronto contará la región, lo que supone, dijo, «un cambio verdaderamente impresionante».

Trazados

Por su parte, el director general de Carreteras, Roberto Puente Aguado, presente también en el acto, explicó con más detalle los trazados y tramos que se barajan en este estudio informativo.

En términos generales dijo que la autovía parte desde la actual Ronda Norte de Guadalajara, discurrirá en sentido Norte-Sur y finalizará en la A-3 a la altura de Tarancón, y su longitud oscilará entre 91 y 124 kilómetros.

El primero de los tramos sería el de conexión con la A-2, con dos soluciones diferentes y cuya longitud será de entre 20 y 25 kilómetros; un segundo tramo iría hasta la zona de Leganiel e Illana y cruzaría por el Valle de Tajuña, y el tercero discurriría entre Leganiel y Tarancón.

Por su parte, en declaraciones a los periodistas, Aurelio González, el alcalde de Mondéjar, uno de los municipios afectados por el paso de esta autovía, cree que ésta será un impulso definitivo para el municipio, que ahora trabaja en el desarrollo de un polígono industrial, ya que su término quedará apenas a unos cuatro kilómetros con la conexión de la autovía.

Por su parte, el alcalde de Guadalajara, Jesús Alique, destacó en su intervención lo que va a suponer esta nueva vía como un nuevo eje de desarrollo del sur de la provincia.

Comparte la noticia en
  • Buscador de noticias
Encuéntranos en

Pin It on Pinterest