La ayuda de 300 euros por hectárea para el olivar comprometida por Barreda, recibe el espaldarazo del Ministerio

14 Feb 2005

Barreda y Espinosa junto a los responsables de los programas Proder y Leader.

La ayuda de 300 euros por hectárea para el olivar comprometida por Barreda, recibe el espaldarazo del Ministerio

14 Feb 2005

Barreda y Espinosa junto a los responsables de los programas Proder y Leader.

La ayuda de 300 euros por hectárea para el olivar comprometida por Barreda, recibe el espaldarazo del Ministerio

14 Feb 2005

Barreda y Espinosa junto a los responsables de los programas Proder y Leader.

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, mostró su satisfacción y agradecimiento ante el respaldo mostrado por la responsable de Agricultura, Elena Espinosa, ante el programa que anunció el Gobierno regional, el pasado mes de enero, para satisfacer las necesidades del sector olivarero de bajo rendimiento en la región. Barreda y Espinosa firmaron, en Toledo, los acuerdos que permitirán que los planes de desarrollo rural crezcan en 8,6 millones de euros.

La ministra de Agricultura, Pesca y Alimentación, Elena Espinosa, dio hoy un espaldarazo a la ayuda de 300 euros por hectárea para el olivar de bajo rendimiento anunciada el pasado mes de enero por el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, y comprometida ante el sector.

El programa regional para el olivar de Castilla-La Mancha supone una ayuda adicional para el cultivo que no tenía garantizada la subvención de 300 euros por hectárea con la aplicación de la nueva OCM del aceite.

La ministra, que compareció ante la prensa junto al presidente Barreda, explicó que el pasado mes de diciembre se adoptó la decisión de que un 90% de la cuantía de las ayudas al olivar no estuviera vinculada a la producción y el 10% restante se destinaba a las necesidades de cada comunidad autónoma en función del tipo de olivar.

Dado que ese porcentaje no satisfacía a algunas regiones como Castilla-La Mancha, ni a sus olivareros porque no se alcanzaban los 300 euros por hectárea, se han dispuesto mecanismos compensatorios como son las medidas agroambientales que posibilitan completar y adaptar esta ayuda en función de los rendimientos que tenga el olivar.

Castilla-La Mancha es la segunda comunidad autónoma en cuanto a hectáreas de producción de olivar y tiene un importante porcentaje de lo que se conoce como olivar de bajo rendimiento. A juicio de Espinosa, “hoy es un día de satisfacción para el sector olivarero ya que esta ayuda va a seguir incentivando a su cultivo y apego a la tierra”.

En este sentido, la ministra explicó que estas ayudas tienen una doble función: por una parte la potenciación del sistema agrícola y como consecuencia la industria agroalimentaria y por otra evitar la despoblación del medio rural e incluso incentivar a la gente joven en el entorno agrícola que, con este tipo de ayuda, podrán competir en cualquier mercado.

“Acuerdos como el de hoy serán permanentes y continuos porque es un gran satisfacción trabajar con esta Comunidad Autónoma”, aseveró Espinosa, quien explicó que el horizonte de estas ayudas se encuadran en las medidas de desarrollo rural que finalizan en 2013.

El programa regional para el olivar de Castilla-La Mancha supone una ayuda adicional por hectárea para las superficies con rendimientos menores a 250 kilogramos de aceite, porque eran las únicas que habían quedado sin la garantía de una subvención de 300 euros por hectárea con la aplicación de la nueva OCM del aceite de oliva. De ahí que el programa regional vaya orientado a este segmento.

Por su parte, el presidente Barreda mostró su satisfacción y agradecimiento por el respaldo y apoyo mostrado por la responsable de Agricultura, ante un programa que anunció el Gobierno regional en el mes de enero para satisfacer las necesidades del sector olivarero, y sin cuya autorización y aprobación nunca hubiese sido posible este Plan regional, que asegura la viabilidad del sector.

Barreda destacó que el acuerdo es “tremendamente” favorecedor para los intereses del olivar en Castilla-La Mancha, ya que se asegura la viabilidad del olivar de bajo rendimiento y se reconoce el papel que este cumple en el medio ambiente, “un papel de mantenimiento del suelo, ya que sus raíces evitan la erosión”, apostilló.

No quiso finalizar el presidente sin mencionar de manera grata al secretario general del Ministerio, Fernando Moraleda, por “actuar como un gran castellano-manchego para hacer también posible este acuerdo”.

157.242 hectáreas beneficiadas

La superficie que se puede acoger al programa regional es, al menos, de 157.000 hectáreas. Para poder recibir esta ayuda, los agricultores tienen que someterse a unos requisitos medioambientales, entre los que se encuentran la reducción en la utilización de productos químicos, y a unos controles.

Con las medidas aprobadas queda garantizado el nivel de ayudas que reclamaba el sector regional y se refuerza el valor ambiental, porque al beneficio que ya supone el mantenimiento de los árboles se suman exigencias en los métodos de cultivo que contribuyen a evitar la erosión, reducir la contaminación por productos químicos y mermar el nivel de residuos en la producción.

Barreda: “la involucración de la mujer en el ámbito rural es clave”

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, estableció como una preocupación del Gobierno regional, el papel fundamental que la mujer desarrolla, desde luego, en el conjunto de la sociedad pero muy particularmente en el ámbito rural.

Asimismo, el presidente Barreda incidió en que “no podemos hablar del mantenimiento de la población ni de desarrollo sostenible, que a su vez sea sostenido en el tiempo, sino conseguimos que la mujer se mantenga en el ámbito rural y se involucre de manera particularmente activa y participativa”.

De esta forma, el presidente del Ejecutivo castellano-manchego hizo alusión a que son numerosos los estudios nacionales e internacionales que establecen que “la incorporación de la mujer a la vida laboral, profesional, política y social es el factor que ha hecho pos?!IdEntrada
?Seccion?FechaNoticia]Lugar?2Provincia ?Region?2Pais?2Continente
?2Titular?xSubtitulo ???Encabezado
???Desglose???URL?2URLAdic?2DescriptorURLAdic?2Archivo?2Imagen?2Sonido?2Video?2Orden
?Validado?VerEnPortada?VerEnHPible que las sociedades se desarrollen y tengan más probabilidades de éxito”.

El presidente regional realizó estas declaraciones a los medios de comunicación instantes antes de presidir la firma de las addendas de los convenios Leader Plus y Proder2, que ratificaron la ministra de Agricultura, Elena Espinosa; y la consejera de Agricultura, Mercedes Gómez.

Estas addendas suponen un incremento para estos programas de desarrollo rural de 8,6 millones de euros, con lo que se eleva hasta 173,4 millones de euros el presupuesto total de los programas Leader Plus y Proder2, cofinanciados entre la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, el Ministerio de Agricultura y fondos europeos.

Para José María Barreda, el futuro del medio rural pasa por “hacer un esfuerzo colectivo, coordinado y conjunto para conseguir, de la misma manera que las raíces del olivo logran retener el terreno y evitar la erosión, retener a los hombres y las mujeres en el ámbito rural, que es al mismo tiempo uno de los retos más complicados y más apasionantes”.

La consecución de este reto exigirá, según Barreda, “potenciar las posibilidades endógenas, mejorar la calidad de vida de todos nuestros núcleos de población, fomentar las iniciativas que vosotros –en alusión a los representantes de las asociaciones y federaciones que gestionan los fondos Lider Plus y Proder2- de manera tan oportuna sabéis encauzar, emprender y dirigir con los paisanos de vuestras respectivas comarcas”.

Barreda manifestó que los convenios suscritos hoy representan “una buena ocasión para que, como presidente de Castilla-La Mancha y en nombre de lo que represento, os dé las gracias por hacer lo que hacéis, porque sé que el trabajo que desarrolláis y el tiempo que dedicáis a estos programas, que son muy importantes, es tiempo añadido y complementario a vuestras preocupaciones y trabajos”.

Pleno apoyo del Gobierno de Castilla-La Mancha

El presidente Barreda concluyó ofreciendo el apoyo y respaldo del Gobierno de Castilla-La Mancha “para que juntos consigamos un objetivo que es común para todos, potenciar y permitir que la calidad de vida y la sostenibilidad de nuestros pueblos sea una realidad”.

La ministra de Agricultura, Pesca y Alimentación, Elena Espinosa, coincidió con el presidente Barreda en que “el gran reto que se plantea ante nosotros es trabajar todos juntos en el desarrollo rural”.

Para el cumplimiento de este objetivo, la titular de Agricultura informó que el Ministerio “actualmente trabaja en una ley que va a ser la ley de cabecera del desarrollo rural, que estará finalizada antes de que concluya el año y en la que los representantes de los programas Leader y Proder tienen que ser esa gran locomotora que tire de nuestro desarrollo rural”.

Espinosa, al igual que el presidente Barreda, también hizo alusión al papel crucial que desempeña la mujer en el medio rural, “un papel que vamos a tener en cuenta en esta ley, donde vamos a discriminar, pero positivamente, a la mujer, de la misma forma que vamos a discriminar positivamente a los jóvenes, porque estamos convencidos de que son el futuro para que nuestro país no siga desertizándose”.

Comparte la noticia en
  • Buscador de noticias
Encuéntranos en

Pin It on Pinterest