“Es muy difícil que el PP, desde su soledad, contribuya a la defensa de los intereses de la región”

17 Mar 2005

Máximo Díaz-Cano

“Es muy difícil que el PP, desde su soledad, contribuya a la defensa de los intereses de la región”

17 Mar 2005

Máximo Díaz-Cano

“Es muy difícil que el PP, desde su soledad, contribuya a la defensa de los intereses de la región”

17 Mar 2005

Máximo Díaz-Cano

El consejero de Presidencia, Máximo Díaz-Cano, asegura que es "inaudito" que desde el PP se "insulte y descalifique a quienes libre, responsable y autónomamente han decidido apoyar un manifiesto que consideran que beneficia a Castilla-La Mancha”

El consejero de Presidencia, Máximo Díaz-Cano, calificó hoy de «disparate y barbaridad» las declaraciones que realizó ayer la secretaria del Partido Popular de Castilla-La Mancha, María Ángeles García, y afirmó que «el PP está sólo, y se afianza en su soledad con declaraciones como esas», posición desde la que es «muy difícil que puedan contribuir a la defensa de los intereses de Castilla-La Mancha».

A preguntas de los medios durante la rueda de prensa que ofreció para valorar el encuentro que mantuvo ayer el titular del Ejecutivo castellano-manchego, José María Barreda, con su homólogo murciano, Ramón Luis Valcárcel, Díaz-Cano señaló que es «inaudito» que desde el PP se «insulte y descalifique a quienes libre, responsable y autónomamente han decidido apoyar un manifiesto que consideran que beneficia a Castilla-La Mancha».

«Estoy convencido de que hoy hay muchos simpatizantes y votantes del PP que están perplejos, y se estarán preguntado por qué el PP de Castilla-La Mancha no puede tener unos dirigentes a la altura de ellos, y de lo que merece esta región», apostilló.

Según Díaz-Cano, desde esa perplejidad los votantes del Partido Popular se estarán preguntado porqué en Murcia, «los sindicatos, los empresarios, los regantes, suscriben un manifiesto que defiende el Gobierno de Murcia y nadie se atreve a descalificarlo, y a llamarles indignos y en Castilla-la Mancha sí».
En este sentido, agradeció el apoyo que los agentes sociales y económicos de la región han mostrado al acuerdo suscrito con el Ministerio de Medio Ambiente. «El hecho de que apoyen las tesis de Castilla-La Mancha –indicó– pone de manifiesto cómo la sociedad sabe agruparse en torno a los intereses que son fundamentales para su futuro».

Agradecimiento a Valcárcel

En otro orden de cosas, el consejero mostró el agradecimiento del Ejecutivo regional al presidente de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, por el hecho de que reconozca que Castilla-La Mancha tiene prioridad sobre el agua del Tajo, y calificó de «transcendental» que asuma el fin del trasvase.

Díaz-Cano defendió que el encuentro entre Barreda y Valcárcel, que calificó de «muy positivo», ha puesto de manifiesto que el acuerdo alcanzado entre el Gobierno regional y el Ministerio de Medio Ambiente supone un «inflexión histórica en la política hidráulica de Castilla-La Mancha».

El consejero continuó ratificando que la fecha de caducidad del trasvase comienza a hacerse efectiva con la adjudicación de las obras que van a permitir a Castilla-La Mancha utilizar la infraestructura y el agua del trasvase.

«Ese es el inicio de la fecha de caducidad del trasvase, que no está fijada en el calendario con una fecha, un día, y un año concreto, sino que es un proceso que se producirá de forma gradual en la medida de que la demanda creciente de Castilla-La Mancha vaya siendo atendida a través de una cuenca sobre la que tenemos preferencia».

Según explicó, los volúmenes trasvasables se irán revisando en la medida en que se vayan cumpliendo las inversiones en la región de Murcia para facilitar otras alternativas, y Castilla-La Mancha hará uso del agua del Tajo, casi en su totalidad, «porque el agua para beber no le va a faltar a Murcia».

Así, vaticinó que si hoy se abastecen del agua del Tajo casi 800.000 castellano-manchegos, en un horizonte aproximado de cinco años serán cerca de 1.900.000 personas en la región las que podrán beber y utilizar la infraestructura del trasvase, no solo para beber sino para mejorar su desarrollo económico y social.

En su opinión, este acuerdo ha sido fruto «de la moderación, de la inteligencia, pero también la firmeza que José María Barreda ha utilizado en la defensa de los intereses de nuestra región», y ensalzó también «el valor y la honradez» del presidente de Murcia, al manifestar que Castilla-La Mancha tiene preferencia en el uso del agua, y que el trasvase tiene fecha de caducidad.

Comparte la noticia en
  • Buscador de noticias
Encuéntranos en

Pin It on Pinterest