“Los expertos dicen que el de Guadalajara no fue un incendio habitual y que más medios no habrían evitado la tragedia’

28 Jul 2005

José María Barreda.

“Los expertos dicen que el de Guadalajara no fue un incendio habitual y que más medios no habrían evitado la tragedia’

28 Jul 2005

José María Barreda.

“Los expertos dicen que el de Guadalajara no fue un incendio habitual y que más medios no habrían evitado la tragedia’

28 Jul 2005

José María Barreda.

El Presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, compareció en las Cortes Regionales para dar cuenta de las causas que provocaron el incendio de Guadalajara. Con informes técnicos en la mano, señaló que los expertos coinciden en que no fue un incendio habitual y que más medios no hubieran podido evitar la tragedia. Por otra parte, el Presidente Barreda aseguró que ante comentarios poco tranquilizadores que está escuchando estos días “los castellano-manchegos pueden confiar en sus servicios de extinción de incendios forestales” y lamentó que “sobre las 11 víctimas mortales, algunos estén haciendo demagogia y un uso partidista descarado”

La opinión de expertos plasmada en informes técnicos realizados por el catedrático de Biología Vegetal de la Universidad de Alcalá de Henares, Manuel Peinado; el catedrático de la Universidad de Castilla-La Mancha e ingeniero de Montes, José María Herranz; el jefe de Servicio de Medio Natural, Antonio Solís; el Departamento de Ingeniería Mecánica de la Universidad de Coimbra o la empresa Meteorológica coinciden en sostener dos hechos, que el de Guadalajara no fue un incendio habitual y que más medios no habrían evitado esta tragedia ambiental y humana.

Algunos de estos informes fueron expuestos hoy por el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, durante su comparecencia en las Cortes regionales para explicar en un Pleno extraordinario, a petición propia, las causas que motivaron el incendio de Guadalajara en el que se perdieron más de 12.00 hectáreas y se cobró 11 vidas humanas.

En Riba de Saelices, indicó, fruto de la negligencia en el encendido de una barbacoa, se rebasaron los límites que sostiene la Dirección General para la Biodiversidad en la extinción de incendios: más de 30º de temperatura, más de 30 kilómetros por hora de velocidad del viento, más del 30% de pendiente y menos de 30% de humedad relativa, pues la temperatura era de 33,6º, así como las rachas de viento superiores a los 50 km/h con direcciones cambiantes.

Este mismo informe apunta que “las longitudes de llama de diez a veinte metros impidió atacar con efectividad los inicios del incendio desde el frente e hizo posible que en cinco horas el fuego hubiera avanzado quince kilómetros”.

En este mismo sentido se decanta el Informe efectuado por la Universidad de Coimbra, “una masa continua de pino rodeno con un estrato arbóreo adulto con fustes resinados muy viejos y un estrato joven de monte bravo, así como un estrato arbustivo en toda la zona”.

Sobre el inicio del fuego, el presidente Barreda leyó la conclusión del Informe emitido por los técnicos de la Universidad de Coimbra donde se señala que fue rápida y de media intensidad, alcanzando en media hora la primera ladera próxima, el matorral y, posteriormente, el pinar.

Fuego de gran intensidad y llamas altas

Por su parte, del informe del doctor Peinado Lorca, catedrático de Biología Vegetal, comentó que “la chispa prendió en una vegetación altamente inflamable, en unos pinares resineros y con una combustibilidad que se acerca a la de la gasolina refinada” para añadir los hechos de un año de sequía, calor abrasador y calientes vientos racheados que hicieron virar el fuego a su antojo.

En este mismo aspecto, también quiso referir el presidente Barreda al análisis del jefe de servicio de Medio Natural, Antonio Solís, que sostiene que “a pesar de la rápida movilización y llegada de medios al punto del incendio, éstos poco podían hacer frente a un fuego que generó una intensidad, altura de llamas, calor y turbulencias por convección fuera de toda posibilidad de ataque directo en esta fase inicial”.

Más medios no habrían impedido la tragedia

En definitiva, todos los informes coinciden en asegurar que el de Guadalajara no fue un incendio habitual, del mismo modo que todos los medios a su alcance no habrían impedido la tragedia. Como principal ejemplo, además de otros acaecidos en la geografía española, el presidente citó el del parque de Yellowstone donde en 1988 y durante varios meses se quemaron 400.000 hectáreas pese a la intervención de 25.000 bomberos, 1.600 soldados de la Guardia Nacional, 700 marines, 35 hidroaviones o miles de voluntarios.

Igualmente, explicó desde la tribuna con informes técnicos en la mano que el fallecimiento de los once miembros del retén de Cogolludo se produjo por el efecto de un fenómeno excepcional conocido como “fuego de explosión”, y no fruto de la imprudencia o temeridad de las personas que lo integraban, cuyo mando contaba con más de 34 años de experiencia en la lucha contra los incendios, ni a la falta de medios.

Precisamente sobre los medios, el presidente de Castilla-La Mancha pidió no realizar apreciaciones subjetivas y, sobre todo, evitar la demagogia, pues sólo 14 minutos después de recibir el aviso el 112 ya tenía conocimiento el equipo de Cifuentes y 17 minutos después de esa llamada, despega el retén helitransportado de Corduente y se ordena la salida del helicóptero Kamov, de 4.500 litros, del Ministerio de Medio Ambiente.

Se solicitó ayuda a Medio Ambiente

De este modo, José María Barreda subrayó que una hora después de que se avisase del incendio, desde Castilla-La Mancha ya se habían solicitado medios de extinción al Ministerio de Medio Ambiente y existía un gran despliegue de medios humanos y materiales como, en comparecencias anteriores, coincidieron en señalar la ex consejera de Medio Ambiente, Rosario Arévalo, y la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona.

El hecho de que los medios no fueran apreciados en esos momentos iniciales fue debido a que eran muchos los lugares a atender y en un frente de kilómetros que no permitía que fueran visibles, ta?!IdEntrada
?Seccion?FechaNoticia]Lugar?2Provincia ?Region?2Pais?2Continente
?2Titular?xSubtitulo ???Encabezado
???Desglose???URL?2URLAdic?2DescriptorURLAdic?2Archivo?2Imagen?2Sonido?2Video?2Orden
?Validado?VerEnPortada?VerEnHP?actualidad
?EsDestacado?AutorNombre?2AutorDNI?AutorCargo
?2AutorInstitucion?2Usuario?FechaEntrada]FechaCaducidad]codigoentidad
?2????????????????????????????ô??????????????????????????????????????????»?????????????????????????????????????????$?????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????l y como han señalado los efectivos que han trabajado en la zona.

Por último, Barreda aseguró entender, como cierre a esta exposición técnica, la incertidumbre de los paisanos de la comarca evacuados por desconocer en esos momentos qué pasaría con sus casas y con sus huertos, por lo que considera lógico que demanden explicaciones y comprensible que los medios en esos momentos les parecieran insuficientes.

Sin embargo, exigió a algunos dirigentes políticos evitar la demagogia porque, como conclusión, reiteró que los medios fueron suficientes, que el comportamiento de los trabajadores fue ejemplar y que la pérdida de once vidas humanas fue inevitable porque sólo una triste fatalidad ocasionó que “once valientes perdieran la vida”.

“Los castellano-manchegos pueden confiar en sus servicios de extinción de incendios forestales”

Por otra parte, el presidente Barreda, aseguró que ante comentarios poco tranquilizadores que está escuchando estos días “los castellano-manchegos pueden confiar en sus servicios de extinción de incendios forestales”.

El presidente Barreda sustentó esta afirmación en base al esfuerzo, el trabajo y, sobre todo, la profesionalidad de las personas que en Castilla-La Mancha luchan con eficacia contra los incendios forestales a los que agradeció su labor permanente y, particularmente, en sofocar el incendio de Guadalajara a pesar de algunas ligeras opiniones que han tenido que escuchar estos días.

En este sentido, José María Barreda quiso dar lectura íntegra al comunicado elaborado por decenas de estos trabajadores, en el que han manifestado su malestar ante la enorme cantidad de noticias que con contenidos erróneos se han acumulado estos últimos días, y que han sustentado con un exhaustivo documento que detalla la actuación en este incendio de Guadalajara.

Pero, además, Barreda llamó a la tranquilidad en relación con los incendios forestales porque recordó la existencia de un Plan de Emergencia homologado por la Comisión Nacional de Protección Civil en el año 2000.

También informó del presupuesto que para este apartado, los incendios forestales, destina el Gobierno regional y que este año 2005 se cifra en 42 millones de euros, a los que hay que añadir 5,3 millones de euros que el Ministerio de Medio Ambiente destina a la Región. Lo que significa un incremento del 8,5% respecto a 2004.

Del mismo modo enumeró con detalle los recursos humanos del Plan de Extinción, la maquinaria terrestre con la que se cuenta y los medios aéreos disponibles distribuidos por la Región.

Un uso partidista y lamentable de las once víctimas mortales

Reconoció el presidente de Castilla-La Mancha el accidente que dentro del propio incendio ocasionó la muerte de once personas que le ha dado la dimensión trágica que, indudablemente, tiene, pero añadió, respecto a la actitud que están manteniendo algunos dirigentes políticos, que “es muy lamentable que sobre estos once cadáveres se haga demagogia, un uso partidista descarado y, lo que es peor, es imperdonable que se hagan acusaciones directas e indirectas de culpabilidad”.

José María Barreda, que dijo subir a la tribuna con el corazón dolido, “afectado, pero no abatido”, tuvo, en este sentido, permanentes palabras de recuerdo, homenaje, solidaridad y reconocimiento para las once víctimas mortales a las que, expresamente, citó una a una por sus nombres y para los que solicitó respeto, el verdadero respeto que pasa por evitar utilizarlos en el enfrentamiento y la lucha partidista más violenta e irracional.

Para saldar la deuda que el destino fatal ocasionó este trágico balance, el presidente de Castilla-La Mancha reiteró que “puede haber alguien que tenga el mismo interés que yo en que se sepa todo lo que ha ocurrido, pero más que yo, no”. De ahí, añadió, esta comparecencia ante las Cortes a petición propia, así como la creación de la Comisión de Investigación Parlamentaria.

Junto a esta Comisión de Investigación se añadirá la creación de una Comisión de Expertos, con los mejores especialistas del mundo, y una Comisión en el ámbito de lo laboral y sindical porque, según el presidente, “queremos saberlo todo y pronto para aprender de esta dura experiencia”.

Pese a que algunos, dijo, han tergiversado, forzado y distorsionado la realidad con muy mala voluntad; pese, añadió Barreda, al ruido, los gritos y el hecho de pensar con las vísceras que no son el cerebro, el presidente del Ejecutivo regional solicitó mayor rigor y responsabilidad a la hora de opinar sobre la muerte de las 11 personas del retén de Cogolludo.

Sin embargo, el presidente Barreda defendió la profesionalidad de estos once integrantes del retén y su experiencia en la lucha contra incendios que junto al único superviviente, Jesús Abad, no pudieron evitar verse envueltos en las trágicas circunstancias que concurrieron con este fuego.

Declaración del Nivel 2

Otro aspecto en el que incidió en su intervención José María Barreda fue el de la declaración del Nivel 2 sobre la que, aseguró, se ha orquestado otra confusión para?!IdEntrada
?Seccion?FechaNoticia]Lugar?2Provincia ?Region?2Pais?2Continente
?2Titular?xSubtitulo ???Encabezado
???Desglose???URL?2URLAdic?2DescriptorURLAdic?2Archivo?2Imagen?2Sonido?2Video?2Orden
?Validado?VerEnPortada?VerEnHP?actualidad
?EsDestacado pescar en río revuelto.

El presidente manifestó que, con muy mala fe y falseando la realidad, se ha querido equiparar el momento de la declaración del Nivel 2 con el comienzo de la petición de ayuda y eso, a su juicio, “es completamente falso”, aunque no mostró ninguna confianza en que los que han mentido rectifiquen pues considera que, al contrario, todavía seguirán enredando.

En este aspecto, apuntó que se ha afirmado que se tardaron 28 horas en pedir ayuda y en responder al incendio y eso, reiteró, es sencillamente una calumnia que, además, deja en entredicho la profesionalidad, el buen hacer y el trabajo de muchas personas con una larga experiencia en la lucha contra incendios y que trabajaron también en el de Guadalajara.

También quiso el presidente responder a la pregunta de por qué ha dimitido la consejera de Medio Ambiente si se hizo todo lo humana y técnicamente posible y lo hizo en base a la carta que le dirigió la consejera y su explicación posterior en las Cortes Regionales.

Apeló a los sentimientos y emociones de Rosario Arévalo para subrayar que “a mí, desde luego, no me gustan los políticos desalmados” y valoró su gesto que espera sirva de reflexión eficaz para encarar situaciones como ésta, aprender cuanto sea posible y ser todavía más eficaces.

Trabajar por el futuro de la Región y de la comarca de Guadalajara

En su detallada intervención, quiso también el presidente Barreda presentar soluciones y propuestas de futuro. En el campo de la prevención y extinción de incendios se refirió a una progresiva estabilidad laboral de sus trabajadores que ya abrió el acuerdo suscrito el pasado mes de junio como han reconocido las organizaciones sindicales.

Además, desde una posición de calma, de trabajar con pasión, fuerza a inteligencia por Castilla-La Mancha y más comprometido que nunca, José María Barreda dijo estar dispuesto a estar a las duras y a las más duras con la comarca de Guadalajara, dando la cara como lo hizo en Alcolea, en Luzón, en La Moncloa o desde Fuensalida.

Así, considerando las características de una zona de la Región, con una densidad de población baja, el presidente de Castilla-La Mancha explicó las primeras medidas a adoptar en la zona afectada -643 kilómetros cuadrados y 1.259 habitantes-, como son el organizar, con los ayuntamientos, la saca de los pinos y su venta antes de bajen los precios y se pudra la madera.

Se iniciarán los trabajos de limpieza y reforestación con el asesoramiento de especialistas y lugareños y la ayuda, pueblo a pueblo, de agricultores y ganaderos afectados de los que dijo saber cuántos y quienes son, con nombres y apellidos.

Recordó que se está trabajando en un Plan de Actuación que contempla ayudas que se aplicarán en la comarca como la mejora de las carreteras de la comarca en un esfuerzo coordinado de todas las administraciones; se completará la cobertura de móviles; y se mejorarán otros servicios. En definitiva, añadió, “un gran esfuerzo y todos juntos”.

Tras nombrar uno a uno a los alcaldes de los municipios damnificados y asegurarles que no estarán solos concluyó con su convencimiento de que “pese a todo, en un paisaje teñido de luto, rebrotarán pinos, plantas, hierbas y arbustos y aseguró que nacerá la esperanza y la confianza en el ánimo y en el corazón de sus habitantes”.

Comparte la noticia en
  • Buscador de noticias
Encuéntranos en

Pin It on Pinterest