“La situación del trasvase es insostenible y Barreda será quien le de el finiquito»

24 Sep 2005

Emiliano García-Page

“La situación del trasvase es insostenible y Barreda será quien le de el finiquito»

24 Sep 2005

Emiliano García-Page

“La situación del trasvase es insostenible y Barreda será quien le de el finiquito»

24 Sep 2005

Emiliano García-Page

El vicepresidente segundo del Gobierno, Emiliano García-Page asegura que "Castilla-La Mancha tiene que aprovechar los nuevos vientos que soplan en España en política hidráulica, que son vientos antitrasvasistas"

El vicepresidente segundo del Gobierno regional y portavoz del Ejecutivo autónomo, Emiliano García-Page aseguró hoy que la situación del trasvase Tajo-Segura «es insostenible» y aseguró que el presidente regional, José María Barreda «va a ser el presidente que le dé el finiquito».

En este sentido, García-Page señaló en Hellín (Albacete) que «si yo fuera de Murcia o levantino estaría temblando al pensar que mi futuro depende de una tubería de un río a 300 kilómetros».

Según explicó el vicepresidente segundo de Castilla-La Mancha, «Castilla-La Mancha tiene que aprovechar los nuevos vientos que soplan en España en política hidráulica, que son vientos antitrasvasistas».

De esta forma, García-Page, que definió el trasvase Tajo-Segura como «temerario e insoportable», recordó que el presidente de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, reconoció hace unos meses en una reunión mantenida con Barreda que el futuro no está en el trasvase Tajo-Segura.

Comisión mixta de seguimiento

Asimismo, y respecto a la constitución de la Comisión Mixta de Seguimiento de las obras de la conducción Talave-Cenajo, integrada por representantes de la Junta, del Ayuntamiento de Hellín y del Ministerio de Medio Ambiente, García-Page habló de un «acuerdo importante».

Así, el portavoz del Ejecutivo autonómico, que se refirió a la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, como «una ministra inteligente»,explicó que el conflicto que Castilla-La Mancha mantiene con el Ministerio acabará a corto plazo.

En este sentido, García-Page señaló que el Gobierno de Castilla-La Mancha opina lo mismo que la ministra, quien asegura que si hoy hubiera que inventar un trasvase como el del Tajo al Segura, a nadie se le pasaría por la cabeza.

Por lo tanto, según manifestó el portavoz, Castilla-La Mancha exige coherencia, pidiendo que si no hay trasvases desde la España que tiene agua hacia la que no la tiene, «con menos razón pueden existir desde una España que no tiene agua hacia otra que tampoco la tiene».

Por último, García-Page se refirió a la aprobación, en la reunión del Consejo de Ministros celebrada ayer, de cuatro obras de emergencia para la mejora del abastecimiento urbano en veintiuna poblaciones de la región, asegurando que Zapatero «es el presidente más comprometido con Castilla-La Mancha de cuantos ha habido en la historia de la democracia», concluyó.

“En C-LM no nos miramos el ombligo sino que se mira al futuro con el Plan de Barreda”

Por otra parte, García-Page manifestó que «en Castilla-La Mancha no nos miramos el ombligo y preferimos mirar al futuro con el Plan del presidente Barreda».

En este sentido explicó que, mientras otros dirigentes políticos de determinadas regiones «se dedican a hablar de su pasado histórico, Castilla-La Mancha prefiere ser la comunidad autónoma con más autovías, más alta velocidad y con el mejor sistema sanitario y educativo de toda España».

Así, el vicepresidente segundo del Gobierno regional afirmó que «esto sí es un plan y no otros que se han visto y debatido en el Congreso, como el Plan Ibarretxe».

García-Page aseguró que Castilla-La Mancha va a hacer una aportación «sustanciosa» al debate de las autonomías, destacando que cuando la región apruebe su Estatuto, «va a cambiar la forma de entender la gestión del agua en España».

El portavoz del Gobierno castellano-manchego adelantó en este sentido que antes de que finalice el año se producirán avances importantes en las conversaciones con el PP para la aprobación del nuevo Estatuto.

García-Page realizó estas manifestaciones en Hellín (Albacete), donde participó, junto al alcalde, Diego García-Caro, y otras autoridades locales y provinciales, en la cabalgata de apertura de las fiestas patronales de esta localidad que, a su juicio, «vive un momento muy optimista».

El vicepresidente segundo del Ejecutivo autonómico recordó que, en pocos años, Hellín, cuyo Ayuntamiento mantiene acuerdos con el Gobierno regional en varios frentes, ha crecido en más de 3.000 habitantes de derecho, contando en la actualidad con más de 30.000 habitantes, «por lo que estamos festejando la realidad de un pueblo emergente», señaló García-Page.

Comparte la noticia en
  • Buscador de noticias
Encuéntranos en

Pin It on Pinterest