«Por primera vez Castilla-La Mancha podrá usar el agua del trasvase”

10 Nov 2005

Momento de la firma del convenio.

«Por primera vez Castilla-La Mancha podrá usar el agua del trasvase”

10 Nov 2005

Momento de la firma del convenio.

«Por primera vez Castilla-La Mancha podrá usar el agua del trasvase”

10 Nov 2005

Momento de la firma del convenio.

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda reconoció hoy el esfuerzo y la agilidad del MIMAM para dar respuesta a las demandas de infraestructuras hídricas de Castilla-La Mancha “en un año especialmente seco”. Estas declaraciones fueron efectuadas durante la firma del convenio con la ministra Narbona, para el abastecimiento a los núcleos de población de Cuenca cercanos al trasvase Tajo-Segura. Por su parte, Narbona señaló que “ya es hora de recuperar el tiempo perdido y de que todos los habitantes de Castilla-La Mancha puedan beneficiarse de las aguas del Tajo y del trasvase Tajo-Segura”.

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, y la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, presidieron esta mañana en Palomares del Campo (Cuenca) la firma del convenio de las obras de abastecimiento a los núcleos inmediatos de la provincia de Cuenca al acueducto Tajo-Segura. Un acto en el que el presidente agradeció la sensibilidad del Gobierno de España con Castilla-La Mancha, que por primera vez en la historia podrá empezar a utilizar el agua de esta infraestructura.

El presidente reconoció que el acuerdo que hoy se firmó en este municipio conquense supone una gran esperanza para 26 ayuntamientos que van a ver los beneficios en el abastecimiento. Pero lo más importante, para José María Barreda, es que Castilla-La Mancha, por primera vez, se va a beneficiar de la infraestructura del Trasvase Tajo-Segura que se concibió en el año 1970 cuando se desconsideraba, sistemáticamente a Castilla-La Mancha.

En este contexto señaló que hoy “vivimos en una España felizmente distinta y lo hacemos con éxito, con el que nos aporta la democracia, la libertad y la autonomía”, explicó Barreda. El jefe del Ejecutivo autonómico manifestó que “articular España significa comunicarla mejor y garantizar el abastecimiento de agua a todos los españoles, algo que no se había hecho hasta ahora”.

A este respecto aseveró con rotundidad que “Castilla-La Mancha es solidaria y que nunca negará agua para beber, siempre que aquí haya”. A este respecto recordó que durante muchos años el trasvase Tajo-Segura ha atravesado 300 kilómetros de esta Región sin dejar una gota de agua por el camino. Hoy con la firma de este convenio se pone en marcha el Plan de abastecimiento a los ciudadanos de 26 municipios de la provincia de Cuenca, aseguró el presidente Barreda.

Además, recordó otra actuación en la tubería a la Llanura Manchega, que se adentrará por La Manchuela conquense, para abastecer a otros 11 municipios de la provincia de Cuenca. “Es una muestra de los beneficios que en materia hidráulica registrará Castilla-La Mancha en general y Cuenca en particular”, manifestó el presidente de Castilla-La Mancha.

Asimismo, se mostró orgulloso al aseverar que “por primera vez en la historia la planificación hidrológica no pasa de nosotros y el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ha comprendido que nuestras reivindicaciones eran razonables y justas”.

Del mismo modo, José María Barreda reconoció el esfuerzo y la agilidad del Ministerio de Medio Ambiente (MIMAM) para la ejecución de estas actuaciones en un año “especialmente complicado en abastecimiento hídrico”. Aprovechó el momento para pedir un uso racional del agua, ya que se trata de un recurso escaso.

Tras recordar que es necesario hacer un esfuerzo conjunto con el Acuífero 23, un esfuerzo que ya se está materializando con una importante dotación en el Plan Especial del Alto Guadiana, señaló que “es el momento de compartir la alegría de un pueblo el de Castilla-La Mancha, que es exigente, solidario y bien nacido”.

Por su parte, la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, explicó que el Gobierno de Zapatero quiere mejorar la situación por lo que desde el Ejecutivo central se ha previsto una importante inversión cuya gestión se llevará a cabo con la gestión compartida de la Junta de Castilla-La Mancha.

“Tenemos que recuperar el tiempo perdido para que los habitantes de Cuenca y de toda Castilla-La Mancha puedan beneficiarse de las aguas del Tajo y del trasvase Tajo-Segura”, manifestó Narbona, que mostró su esperanza en que a lo largo del próximo año estas inversiones sean una realidad palpable.

Comparte la noticia en
  • Buscador de noticias
Encuéntranos en

Pin It on Pinterest