Las Cortes piden al Gobierno central el control riguroso del Tajo-Segura y la justificación de riegos de socorro

1 Dic 2005

Cortes de Castilla-La Mancha

Las Cortes piden al Gobierno central el control riguroso del Tajo-Segura y la justificación de riegos de socorro

1 Dic 2005

Cortes de Castilla-La Mancha

Las Cortes piden al Gobierno central el control riguroso del Tajo-Segura y la justificación de riegos de socorro

1 Dic 2005

Cortes de Castilla-La Mancha

El Pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha ha aprobado una resolución, a propuesta del Grupo Parlamentario Socialista, en la que se exige al Gobierno central el control riguroso y exhaustivo del destino y los usos de las aguas transferidas desde la cuenca del Tajo a la cuenca del Segura. En la resolución también se manifiesta la total oposición de las Cortes a cualquier tipo de política trasvasista que sirva para promover modelos de desarrollo económico insostenibles, entendiendo que según los principios de la normativa europea, el futuro de los trasvases, en general, es su desaparición.

El Pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha aprobó hoy una propuesta de resolución del PSOE, con los votos en contra del PP, por la que se exige al Gobierno central el control riguroso y exhaustivo del destino y los usos de las aguas transferidas desde la cuenca del Tajo a la cuenca del Segura.

La propuesta aprobada considera una decisión improcedente e injustificada este último trasvase de 18 hectómetros cúbicos desde la cabecera del Tajo al Segura, pero apoya al Gobierno regional en su decisión de recurrir ante el Tribunal Supremo tanto este acuerdo, como el del pasado 1 de julio en este mismo sentido.

Asimismo, solicita del Ministerio de Medio Ambiente el control de las derivaciones del trasvase, reiterando su petición del 7 de julio y del 24 de noviembre, en la que se hace constar como destino exclusivo del trasvase el de atender al riego de socorro de los cultivos leñosos permanentes.

En la misma, se solicita una inspección previa, por parte del Ministerio, que garantice tanto la realidad de la necesidad del riego de socorro solicitado, como de la no disponibilidad de recursos en la propia cuenca del Segura, indistintamente de donde se halle el agua almacenada; así como un informe final de las campañas, sobre cómo se ha distribuido el riego de socorro y sus destinatarios.

Finalmente, la resolución manifiesta la total oposición de las Cortes a cualquier tipo de política trasvasista que sirva para promover modelos de desarrollo económico insostenibles, entendiendo que según los principios de la normativa europea, el futuro de los trasvases, en general, es su desaparición.

”Cada vez es más difícil trasvasar”

La consejera de Obras Públicas, María Encina Alvarez, afirmó, durante su intervención en este debate, que al Gobierno de la Nación cada vez le resulta más difícil aprobar trasvases para regadíos en el Levante.

Alvarez, que compareció hoy en el pleno de las Cortes regionales para informar sobre la última derivación de 18 hectómetros aprobada por el Consejo de Ministros para riegos de socorro en Murcia, aseguró que las explicaciones del Gobierno regional y el uso indebido que se está haciendo del agua del trasvase en Murcia están haciendo que la posición de Castilla-La Mancha contra el trasvase sea apoyada por la mayoría de la opinión pública española.

La consejera señaló que la advertencia del Ministerio de Medio Ambiente de que en el actual año hidrológico no se podrán trasvasar más de 60 hectómetros para riegos (un 20 por ciento de la media que se ha transferido en los últimos nueve años) prueba la dificultad que el Gobierno tiene para aprobar transferencias de agua para regar.

Recordó que los embalses de la cabecera del Tajo, con sólo 286 hectómetros cúbicos de agua almacenados sobre una capacidad de 2.400, siguen en una situación excepcional y «dramática» y culpó de ella a la «temeridad» con que se gestionó la «abundancia» en los ocho años de gobierno del PP.

Aseguró que las reglas de explotación del Acueducto Tajo-Segura se van a reformar en la revisión del plan de la cuenca del Tajo, cuyos trabajos comenzarán en 2006 y culminarán en 2009, y añadió que entretanto el Gobierno de Castilla-La Mancha exigirá el cumplimiento estricto de las actuales, que «nos protegen ante decisiones injustificadas» y exigen el «control estricto» del destino que se da al agua.

Por su parte, el portavoz socialista de Obras Públicas, Francisco Moya, ironizó sobre «el ejemplo de firmeza» que ha dado siempre el PP en materia de agua, desde que su actual presidente en la región, José Manuel Molina, tuvo que soportar una recriminación de Rodrigo Rato cuando éste era portavoz en el Congreso y hasta recientemente en que el PP presentó una moción en el Senado en la que no pedía ninguna inversión hidráulica para Castilla-La Mancha y sí para el Levante.

Moya afirmó que en el PSOE de Castilla-La Mancha «no hemos sido nunca trasvasistas» y explicó que, si en 2001 aceptaron el Plan Hidrológico del PP, fue porque es «lo que podíamos conseguir en ese momento, que fue mucho».

También recordó los «pelotazos» urbanísticos en Murcia que estos días aparecen en los medios de comunicación, a lo que Serrano le contestó que «para pelotazos convictos y confesos los de socialistas que aún están en la cárcel».

Comparte la noticia en
  • Buscador de noticias
Encuéntranos en

Pin It on Pinterest