“Valcárcel pretende regar hortalizas y campos de golf, en lugar de un parque nacional como las Tablas de Daimiel”

20 Dic 2005

José Molina.

“Valcárcel pretende regar hortalizas y campos de golf, en lugar de un parque nacional como las Tablas de Daimiel”

20 Dic 2005

José Molina.

“Valcárcel pretende regar hortalizas y campos de golf, en lugar de un parque nacional como las Tablas de Daimiel”

20 Dic 2005

José Molina.

El portavoz del Grupo Socialista, José Molina critica las últimas manifestaciones del presidente murciana, del que afirma que es "como una plaga", que "lo que quiere es desecar al río Tajo"

El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en las Cortes de Castilla-La Mancha, José Molina, afirmó hoy que el presidente de la Región de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, «es como una plaga, que lo que quiere es desecar al río Tajo».

A preguntas de los medios, durante la rueda de prensa que ofreció con la diputada, Nieves Arriero, el portavoz de los parlamentarios socialistas criticó que el presidente murciano pretenda regar hortalizas y campos de golf, en lugar de un parque nacional como las Tablas de Daimiel, cuando el propio Sindicato Central de regantes de Murcia reconoce que no hay agua para regadío, algo que en su opinión evidencia la política hidráulica del PP.

Según José Molina, la actual situación hídrica, en la que sólo se puede trasvasar agua para consumo humano o para evitar catástrofes medioambientales, es resultado de no haber observado los recursos con la prudencia que pedía Castilla-La Mancha, meses atrás, apostillando que «si hubiéramos sido más cautos hubiéramos llegado a ella».

Dicho esto aseveró que «sería bueno que el PP de Castilla-La Mancha se pronuncie, y diga si está con Valcárcel o con las Tablas de Daimiel. Sería bueno conocer si les parece bien apostar por la desmesura del desarrollo que pretende llevar a cabo Valcárcel, a veces sancionado por el Parlamento Europeo por el hiperdesarrollo urbanístico, y que eso ponga en peligro un parque natural como el Las Tablas»

Molina contestó así a las declaraciones del presidente murciano que afirmó ayer que «enviar agua a las Tablas de Daimiel y no a los miles de familias que dependen de la agricultura sería una decisión torpe», si el Consejo de Ministros del próximo 30 de diciembre decide finalmente no enviar agua para los regantes murcianos y sí 20 hectómetros cúbicos para este ecosistema, como han venido anunciando distintos dirigentes del Ministerio de Medio Ambiente.

Para el presidente murciano, «esto no parece tener pies ni cabeza», al tiempo que consideró que «sería una decisión torpe si al final se llega a producir en esos términos». «A mi me da la impresión de que es una forma más de provocar el enfado de los murcianos», apostilló.

Fondos europeos

Por otra parte, el portavoz del Grupo Socialista indicó que la cantidad que recibirá Castilla-La Mancha con el nuevo presupuesto de la UE no se sabrá hasta que no se haga la distribución por objetivos y señaló que, como ya sabía y dio por bueno el PP, habrá pérdida de dinero porque se va a repartir el mismo presupuesto entre 25 países.

Molina manifestó que su grupo va a solicitar un debate en la Cámara autonómica sobre el resultado de la cumbre que acordó el nuevo presupuesto comunitario para el periodo 2007-2013, una vez que sea aprobado por el Parlamento Europeo.

Añadió que el resultado ha sido bueno porque, a pesar de que «partíamos de una situación complicada», España no va a ser un aportador neto a la UE ni en el conjunto del periodo del presupuesto ni en ninguno de los años que comprende y Castilla-La Mancha ha mantenido su condición de región Objetivo 1, lo que la permitirá seguir recibiendo hasta 2014 fondos estructurales.

Calificó de «hipócrita» el discurso del PP en esta cuestión, al dar cuatro o cinco cifras distintas durante este año sobre las pérdidas que tendría Castilla-La Mancha.

Recordó que el anterior presidente del Gobierno de España, José María Aznar, en octubre de 2002 anunció que el país sería contribuyente neto, que muchas regiones dejarían de ser Objetivo 1 y que se acabaría el fondo de cohesión.

Sin embargo, pese a que el presupuesto comunitario no se ha ampliado y habrá que repartirlo entre 25 países, el fondo de cohesión se mantiene y Castilla-La Mancha sigue en el Objetivo 1.

Molina dijo que Castilla-La Mancha dispone con ello de seis años para consolidar su crecimiento, sus infraestructuras y su desarrollo y prepararse para una etapa en que perderá fondos por salir del Objetivo 1.

No obstante, recordó que, cuando eso se produzca en 2014, dispondrá de un periodo transitorio de pérdida gradual de fondos como el que van a tener las regiones que han salido ahora de esa situación.

Valoró que el acuerdo sobre el presupuesto se haya conseguido ahora, cuando el periodo de cálculo de la renta haya sido el de los años 2001-2002, pues en 2003 Castilla-La Mancha ya había alcanzado un 77 por ciento de la renta media europea, lo que la hubiera dejado fuera del Objetivo 1.

«Nos hemos jugado muchos miles de millones de euros de los que ahora vamos a disfrutar», dijo el portavoz del PSOE, quien señaló que aún no se puede decir qué cantidad del presupuesto vendrá a Castilla-La Mancha porque se tiene que hacer una distribución por objetivos y, además, la llegada de algunos fondos dependerá de la ejecución que se haga.

Admitió que habrá una pérdida de dinero porque se va a repartir el mismo presupuesto entre 25 países, algo que ya sabía el PP cuando gobernaba en España y que recordó valoraba como positivo porque suponía que la economía del país había crecido.

Molina añadió que el resultado ha si?!IdEntrada
?Seccion?FechaNoticia]Lugar?2Provincia ?Region?2Pais?2Continente
?2Titular?xSubtitulo ???Encabezado
???Desglose???URL?2URLAdic?2DescriptorURLAdic?2Archivo?2Imagen?2Sonido?2Video?2Orden
?Validado?VerEnPortada?VerEnHPdo mejor que el que «Aznar daba por bueno», a pesar de la ampliación de la UE, el efecto estadístico de la entrada de nuevos países y el crecimiento de la renta en España.

No a la reapertura de la comisión de investigación sobre el incendio de Guadalajara

Igualmente, el portavoz socialista aseguró que no se va a abrir ninguna comisión sobre el incendio de Guadalajara porque la celebrada el pasado mes de agosto, «concluyó bien, y esclareció las circunstancias en las que se desarrolló ese incendio», y su reapertura serviría para que el PP continuara «con su estrategia de carroñerismo político».

Molina manifestó que el PP sabe que las «trágicas» circunstancias que condujeron a la pérdida de la vida de 11 personas fue un accidente, y que no hay ni un sólo indicio que haga pensar que hubo una actuación humana «irresponsable, negligente, o temeraria que provocará ese resultado».

«El PP no quiere reconocer la verdad, que la conoce, y lo que quiere es seguir haciendo lo que ha hecho hasta ahora, utilizar el dolor para intentar arañar votos, y eso, desde el punto de vista político, nos parece tener unos intereses bastardos» alegó.

Molina, que afirmó que en ningún otro lugar ha habido una investigación de un incendio como la que tuvo lugar en Castilla-La Mancha, recordó que la investigación judicial continúa abierta, y que son los jueces los que tienen que dictaminar la responsabilidad que hubiera habido desde el punto de vista político, «porque las Cámaras no juzgan».

José Molina expresó comprender que las familias tengan una percepción diferente de lo ocurrido aquel 17 de julio, y defendió que «seguramente, muchas de las familias no conocen exactamente las circunstancias en las que se produjo la catástrofe», manifestando compartir su dolor.

«Hubo fallos, como no puede ser de otra manera –reconoció Molina– pero ninguna de esas circunstancias son suficientes para explicar que algún tipo de responsabilidad hubiera evitado ese accidente, que se produjo cuando un dispositivo a cargo de una persona con conocimiento suficiente decidió ir a un sitio en base a una estrategia que habían diseñado los propios técnicos convencidos de que era un sitio seguro».

Sector textil

Por otra parte, el portavoz del Grupo Parlamentario Socialista recordó que la Cámara regional ya aprobó una resolución, que el PP rechazó, en la línea de lo que reclama el sector textil, y defendió que las medidas puestas en marcha terminarán dando resultado.

Molina, que reconoció que la industria textil necesita un apoyo especial, ante la competencia desleal procedente sobre todo de Asia, aseveró que el Gobierno regional está comprometido con la problemática del sector, pero que es necesaria la implicación del Gobierno de la nación y de la Unión Europea «porque hablamos de un problema de fronteras comerciales».

También se pronunció sobre este asunto Nieves Arriero, quien recordó que en los Presupuestos Generales del Estado del 2006 el PP rechazó en el Congreso de los Diputados una enmienda con presupuesto para la creación de un fondo destinado al textil.

Comparte la noticia en
  • Buscador de noticias
Encuéntranos en

Pin It on Pinterest