“Castilla-La Mancha no consentirá los privilegios que persiguen los nacionalismos”

17 Ene 2006

José María Barreda.

“Castilla-La Mancha no consentirá los privilegios que persiguen los nacionalismos”

17 Ene 2006

José María Barreda.

“Castilla-La Mancha no consentirá los privilegios que persiguen los nacionalismos”

17 Ene 2006

José María Barreda.

“Puede haber cambios en los Estatutos, pero no en el statu quo entre todas las comunidades, por eso no vamos a permitir que esos cambios impliquen privilegios económicos o sociales de unos en detrimento de otros”. Estas han sido algunas de las manifestaciones del Presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, durante su intervención en la conferencia organizada por “Nueva Economía Forum”. El Presidente Barreda ha señalado que la finalidad de la reforma de nuestro Estatuto “es conseguir más España, más Castilla-La Mancha y más democracia y bienestar para los ciudadanos”.

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, aseguró, hoy en Madrid, en la conferencia organizada por ‘Nueva Economía Forum’, que no consentirá privilegios y destacó que puede haber cambios en los Estatutos, pero no en el statu quo entre todas las comunidades. A este respecto recordó el artículo 138 de la Constitución que señala que “las diferencias entre los Estatutos de las distintas comunidades autónomas no podrán implicar, en ningún caso, privilegios económicos o sociales”.

En este sentido opinó que la mayor dificultad para abordar las reformas constitucionales y estatutarias que permitieran mejorar los ámbitos de encuentro y cooperación de todas las comunidades autónomas y el Estado, se encuentra en la oposición de los partidos nacionalistas a que sus territorios sean como los demás.

En opinión de Barreda, los nacionalistas piensan no sólo que son diferentes, sino que no tienen por qué ser iguales. A su juicio es ahí, en ese punto, donde no se puede ceder. En este sentido, el presidente castellano-manchego recordó las palabras de Norberto Bobbio: “lo contrario de la igualdad no es la diferencia, sino la desigualdad”.

Para José María Barreda, la lucha por la igualdad es una seña de identidad del socialismo que no debe diluirse en reivindicaciones territoriales y nacionalistas. A este respecto indicó que cuando se recuperó la libertad en España, con la Constitución del 78, se organizó la convivencia en un Estado social, democrático de derecho y autonómico.

En este contexto, explicó que el objetivo, entonces, era organizar un Estado mejor que prestara más y mejores servicios a los ciudadanos. Así, tras 27 años el balance es, a juicio de José María Barreda, muy positivo ya que en España hay más cohesión social y territorial que durante los años de centralismo.

El jefe del Ejecutivo autonómico se mostró optimista al advertir que España vive el período de libertad y democracia más largo y más fructífero de la historia y que como decía el poeta Jaime Gil de Biedma “ya no somos un viejo país ineficiente entre dos guerras civiles”. En este contexto apuntó que la Constitución de 1978 supo entender que uno de los problemas seculares de España había sido siempre el de su propia identidad, su organización política y territorial.

Me importa más la democracia que la identidad

Para Barreda, la Constitución de 1978 fue “un verdadero Jordán donde empezó una España nueva y donde se encuentra la legitimidad de origen de todas las comunidades autónomas”. Y añadió que la evolución del Estado de las Autonomías se ha producido en la dirección de la igualdad de las competencias entre todas las comunidades.

En cuanto a las posiciones nacionalistas, el presidente castellano-manchego sostiene que no tiene ningún sentido reclamar solidaridad en Europa para avanzar en convergencia y no practicar la misma política dentro del territorio nacional que “debe seguir siendo un único espacio de solidaridad”.

El jefe del Ejecutivo autonómico explicó que en la Constitución española hay dos lógicas, la de la homogeneidad y la diversidad, una tensión a la que hay que acostumbrarse y que tendría que resolverse siempre dialogando y en su caso aplicando las leyes por quien procede.

Para Barreda, lo importante es que la Carta Magna ha creado un espacio de solidaridad nuevo con igualdad de derechos de todos los ciudadanos que, si se fragmenta, perjudica una democracia en la que todos somos iguales, con independencia del territorio autonómico en el que hayamos nacido o queramos o necesitemos vivir. “A mí me interesa más la democracia que la identidad”, añadió.

España no es una realidad estática

Para el presidente autonómico, España no es una realidad estática. Sostiene que se puede mejorar el modelo puesto en marcha por la Constitución sobre el que hay un consenso casi unánime a la hora de calificarlo como bueno y fructífero para la convivencia. José María Barreda se muestra convencido de que se pueden hacer adecuaciones del texto constitucional y de los estatutos de autonomía.

En este punto, apeló a la reforma estatutaria bajo el máximo consenso posible. En el caso de Castilla-La Mancha, dejó claro que la reforma debe servir para que la Comunidad Autónoma tenga el máximo nivel competencial y de autogobierno posible dentro de la Constitución.

“La finalidad de la reforma del Estatuto es conseguir más España, más Castilla-La Mancha y más democracia y bienestar para los ciudadanos”, explicó el presidente Barreda, que aseguró que una de las adecuaciones que se van a hacer en el nuevo texto se refiere a los órganos de gestión del agua.

En este apartado se detuvo el presidente castellano-manchego y reiteró que la cuenca cedente tiene prioridad sobre la receptora y “nosotros tenemos necesidades crecientes, por tanto reclamamos el derecho a ejercer dicha prioridad”. A juicio de Barreda, la cantidad de agua disponible resulta claramente insuficiente para atender nuestras demandas, mantener el caudal ecológico del Tajo y seguir trasvasando a Levante.

El éxito del Esta?!IdEntrada
?Seccion?FechaNoticia]Lugar?2Provincia ?Region?2Pais?2Continente
?2Titular?xSubtitulo ???Encabezado
???Desglose???URL?2URLAdic?2DescriptorURLAdic?2Archivo?2Imagen?2Sonido?2Videodo de las Autonomías

El presidente de Castilla-La Mancha se mostró convencido de que el Estado de las Autonomías es un éxito que ha conseguido impulsos modernizadores, en la sanidad, en las pensiones, en la educación y en la economía.

“Toda España ha cambiado y con ella mi Región”, aseveró Barreda, que aseguró que el factor diferencial de Castilla-La Mancha no es ya el subdesarrollo, ahora tenemos las mismas necesidades y los mismos problemas que cualquier otra Región de Europa.

Barreda manifestó con orgullo que en Castilla-La Mancha se ha llevado a cabo una acumulación de capital humano, de capital físico y capital tecnológico que “nos permite ahora el despegue. “Tenemos más capital humano que nunca y mejor preparado”.

Pero junto al capital humano el presidente destacó el físico porque “el caso de nuestras comunicaciones es, sencillamente, espectacular”. Antes de cinco años tendremos 2.800 kilómetros de autovías y 1.300 kilómetros de líneas de Alta Velocidad y estarán en funcionamiento los aeropuertos de Albacete y Ciudad Real. “Hoy las comunicaciones no son sólo radiales, nos comunicamos mejor con Madrid, pero también entre nosotros y con el conjunto de España”, matizó.

Según Barreda, lo más importante de todo lo ocurrido durante este tiempo ha sido que “la sociedad ha comprendido las enormes ventajas de la utilización correcta de un poder político propio, autonomista, no sucursalista, pero comprometido con la buena marcha de España.

Estabilidad política y social

Barreda aseguró que en Castilla-La Mancha hay estabilidad, seguridad política y social. “Sabemos que la unidad, que el diálogo, que la colaboración de todos es imprescindible para la construcción de nuestro propio futuro y por eso hemos sabido crear un microclima de consenso, de cultura de pacto y de paz social”, señaló.

No quiso finalizar su intervención el presidente de Castilla-La Mancha sin recordar que Castilla-La Mancha es una Comunidad Autónoma que acuerda con otras administraciones (Gobierno de España, comunidades vecinas o ayuntamientos) y en el ámbito territorial también con los agentes sociales.

Como ejemplo citó el gran Pacto por el Desarrollo y la Competitividad, que firmado con los agentes sociales, hace un diagnóstico de las necesidades de Castilla-La Mancha y recoge el tratamiento adecuado.

“El provenir será consecuencia, no del azar, de la casualidad, de la providencia o de un vago destino, sino consecuencia de nuestras ideas, de nuestro pensamiento, de nuestro trabajo y de nuestra energía”, concluyó.

Comparte la noticia en
  • Buscador de noticias
Encuéntranos en

Pin It on Pinterest