Caldera: “Castilla-La Mancha está por encima de la media nacional en prestación de servicios sociales”

9 Feb 2006

Momento de la visista a la residencia del polígono

Caldera: “Castilla-La Mancha está por encima de la media nacional en prestación de servicios sociales”

9 Feb 2006

Momento de la visista a la residencia del polígono

Caldera: “Castilla-La Mancha está por encima de la media nacional en prestación de servicios sociales”

9 Feb 2006

Momento de la visista a la residencia del polígono

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, y el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, han presentado, en Toledo, el anteproyecto de Ley de Dependencia que el Gobierno de España comenzará a aplicar el próximo año. El ministro destacó que nuestra región “está por encima de la media nacional en prestaciones sociales”. Por su parte, el presidente Barreda definió esta Ley como “la actuación más importante de la Legislatura”.

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, y el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, han presentado en Toledo el anteproyecto de Ley de Dependencia que el Gobierno de España empezará a aplicar a partir del próximo año. En este contexto, Caldera subrayó que “Castilla-La Mancha está por encima de la media nacional en prestaciones sociales”.

En la residencia de mayores “Benquerencia” de Toledo y ante un auditorio de más de 300 personas, el ministro aseveró que Castilla-La Mancha ha evolucionado mucho, gracias al tesón y al esfuerzo de sus ciudadanos y a la buena gestión de sus gobernantes.

En la presentación de la futura Ley, destacó las aportaciones del consejero de Bienestar Social, Tomás Mañas, y del presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, para la correcta elaboración de la misma, “porque quieren ser pioneros en su aplicación”, señaló.

Esta norma, que garantizará las prestaciones a todas las personas con dependencia, se ha acogido al modelo de los países nórdicos. En España el texto recoge tres grados de dependencia: el grado 1 corresponde a las personas que necesitan ayuda una vez al día; grado 2 para los que necesitan ayuda más de una vez al día y el tercer grado es para todos los que necesitan atención permanente.

Aquellas personas a las que se les decrete un tercer grado de discapacidad, unas 200.000 en toda España, serán las primeras en beneficiarse de esta Ley, para cuya aplicación el Estado contribuye con el 50% de las inversiones mientras que el resto corre a cargo de las comunidades autónomas.

Una Ley para la igualdad y la solidaridad

“Se trata de una Ley para la igualdad, las familias, la cohesión, la protección y ayuda a las personas dependientes”, aseveró el ministro Caldera, que garantizó la prioridad que las personas con algún tipo de discapacidad suponen para el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

En otro orden de cosas subrayó que Castilla-La Mancha además de estar a la cabeza en prestaciones sociales, está por encima de la media nacional en la creación de empleo. Aprovechó para anunciar que el Ejecutivo nacional ha destinado un 5% de la oferta pública de empleo a personas con algún tipo de discapacidad, “una medida que ya se está aplicando en esta Región que ha sido pionera en este sentido”, apuntó.

La decisión más importante de la Legislatura

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, aseveró, por su parte que la futura Ley de Dependencia será “la actuación más importante que se va a hacer en esta Legislatura”. A su juicio, se trata de la construcción del cuarto pilar del Estado de Bienestar.

“En España una vez que se han universalizado las pensiones, la sanidad y la educación se están consolidando las pensiones que conforman el cuarto gran pilar del Estado de Bienestar”, indicó Barreda. Para el presidente, esta Ley que garantiza un trato igualitario a todos los ciudadanos es “algo justo, necesario e importante” y “se concibe como un derecho que se tratará de ofrecer a todos los españoles”.

Barreda asegura que esta norma modificará a corto y medio plazo a toda la sociedad que avanza en igualdad, en justicia y modernidad. “Quiero que Castilla-La Mancha sea la abanderada en la aplicación de esta Ley porque compartimos su filosofía y sus planteamientos. Aquí estamos haciendo un esfuerzo sostenido en el tiempo desde hace años y la aplicación de esta Ley es un gran estímulo y acicate”.

En este contexto el presidente garantizó que al esfuerzo que hace el Ejecutivo de Castilla-La Mancha se une el del Gobierno de España porque “cada vez son más las personas que necesitan de la ayuda de otras en los quehaceres de su vida cotidiana, porque cada vez vivimos más tiempo y hay que vivirlo cada vez con más autonomía personal”, indicó.

Otro de los factores que José María Barreda destacó de la futura Ley de Dependencia es que se trata de una Ley “muy inteligente” porque además de los beneficios que aportará, conlleva la creación de, aproximadamente, 350.000 empleos de los que unos 15.000 vendrán a Castilla-La Mancha.

Aunque esas cifras son tan solo, a juicio del presidente, “un efecto secundario. El primer efecto es ayudar a los que más lo necesitan, a las familias y en especial a la mujer”. A este respecto, el presidente destacó la importancia de la red asistencial que conforman las madres y las abuelas.

“A esta Ley yo le concedo una importancia trascendental porque permitirá organizar la sociedad sobre la premisa de la igualdad”, manifestó el presidente Barreda, que garantizó que Castilla-La Mancha será una aventajada en la aplicación de esta Ley, porque “los servicios de bienestar social son una prioridad para mi Gobierno”.

Comparte la noticia en
  • Buscador de noticias
Encuéntranos en

Pin It on Pinterest