“En Castilla-La Mancha ninguna persona dependiente quedara desatendida”

17 Feb 2006

El Presidente Barreda durante su visita.

“En Castilla-La Mancha ninguna persona dependiente quedara desatendida”

17 Feb 2006

El Presidente Barreda durante su visita.

“En Castilla-La Mancha ninguna persona dependiente quedara desatendida”

17 Feb 2006

El Presidente Barreda durante su visita.

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, afirmó que su gobierno va a hacer un esfuerzo para que “ninguna persona dependiente de nuestra región quede desatendida sea cual sea la causa”. El Presidente Barreda realizó estas manifestaciones durante la inauguración de la Unidad de Personas Dependientes de la “Ciudad de Matrimonios Ancianos Nuestra Señora del Carmen” de Ciudad Real. En nuestra región hay alrededor de 355.000 personas de más de 65 años, el 20% de la población.

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, afirmó hoy en Ciudad Real que su gobierno va a hacer un esfuerzo para que “ninguna persona dependiente de nuestra región quede desatendida sea cual sea la causa”.

Barreda, que inauguró la Unidad de Personas Dependientes de la “Ciudad de Matrimonios Ancianos Nuestra Señora del Carmen”, señaló que Castilla-La Mancha tiene 355.000 habitantes mayores de sesenta y cinco años, casi el 20% de la población; 56.000 de estas personas padecen algún tipo de dependencia y diez mil de ellos la sufren con carácter severo.

Según el presidente, el Ejecutivo regional sabe como atender a estas personas, como demuestra que Castilla-La Mancha sea la Comunidad Autónoma con mejor ratio de plazas residenciales por habitante, y reiteró que a las personas con algún grado de dependencia no les va a faltar de nada porque “para eso han de estar los gobiernos”.

José María Barreda recordó que el pasado lunes participó junto al ministro Jesús Caldera en la presentación de la Ley de Dependencia, una norma que, a su juicio, va a cambiar la estructura de nuestra sociedad, pero destacó que Castilla-La Mancha es una “adelantada” en la puesta en marcha de las medidas que contempla la ley y afirmó que “vamos a seguir siéndolo porque el bienestar social es una de las prioridades de mi Gobierno”.

En este sentido, el presidente subrayó que el Estado del Bienestar descansa sobre cuatro grandes pilares. Tres de ellos son ya una realidad, la universalización de las pensiones, de la asistencia sanitaria y de la educación, y ahora queda por conseguir el cuarto, la universalización de las prestaciones sociales. Según Barreda, estos servicios asistenciales son un “derecho de los ciudadanos” y el objetivo de la Ley de Dependencia es universalizarlos.

Comparte la noticia en
  • Buscador de noticias
Encuéntranos en

Pin It on Pinterest