“El valor de nuestro patrimonio exige conciliar el progreso y el cuidado de nuestro legado”

3 Mar 2006

José María Barreda.

“El valor de nuestro patrimonio exige conciliar el progreso y el cuidado de nuestro legado”

3 Mar 2006

José María Barreda.

“El valor de nuestro patrimonio exige conciliar el progreso y el cuidado de nuestro legado”

3 Mar 2006

José María Barreda.

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, ha señalado que “el valor de nuestro patrimonio histórico exige conciliar el progreso y el cuidado de nuestro legado”. Estas manifestaciones las realizó el Presidente regional durante la XII edición de los premios Real Fundación de Toledo. En presencia del Rey, Barreda abogó por trabajar unidos en pro de la concordia y el entendimiento “al respeto de las normas escritas y no escritas de la tolerancia, para no inducir irresponsablemente al cainismo”.

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, ha señalado hoy en la XII edición de los premios de la Real Fundación de Toledo que el valor de nuestro patrimonio exige conciliar el progreso y el cuidado de nuestro legado.

En presencia de Su Majestad el Rey don Juan Carlos, Barreda destacó, 25 años después, el importante papel que desempeñó el monarca en el fallido golpe de Estado y expresó su reconocimiento y gratitud porque en esta ocasión también demostró que es el Rey de todos los españoles.

“Es la lección, dijo Barreda, que todos deberíamos tener aprendida y especialmente quienes tenemos responsabilidades políticas y debemos trabajar por la concordia y el entendimiento”, matizó.

Ante un repleto auditorio en el toledano Teatro de Rojas, el jefe del Ejecutivo castellano-manchego aseveró que una de las riquezas intangibles que Toledo aporta al patrimonio de la humanidad es la experiencia histórica de la convivencia y la tolerancia. En este contexto, hizo un llamamiento a “la concordia, al respeto de las normas escritas y no escritas de la tolerancia, para no inducir irresponsablemente al cainismo”.

En este sentido, opinó que “un dirigente” es aquel que “dirige”. En referencia al clima político actual añadió que “parecería que los hay empecinados en que la dirección sea la equivocada, la que conduce al choque frontal”.

El jefe del Ejecutivo castellano-manchego significó que el período abierto por la Constitución de 1978 está siendo el más largo y fructífero de toda la
historia española en términos de democracia y desarrollo del bienestar. Para Barreda el modelo está funcionando, “hoy, en la España de las autonomías, hay más cohesión social y territorial que nunca. Se trata, pues, de perfeccionar y mejorar el sistema sin necesidad de modificarlo”.

Un lugar de la historia de la memoria

Tras subrayar que Toledo es un gran lugar de la historia de la memoria de España, puso de manifiesto los cambios que se han producido en nuestra tierra y citó como ejemplo el de las infraestructuras que también tiene mucho que ver el patrimonio y la conservación.

“A diferencia de lo que ocurría hace unas décadas hoy, la distancia que nos separa de Madrid se recorre en 30 minutos utilizando el AVE”, dijo Barreda que aseveró que. “Toledo es una ciudad viva, entre otras cosas, por su condición de capital de Castilla-La Mancha, una de las diecisiete comunidades que forman España”.

Todas estas condiciones, a su juicio, hacen necesario que se extremen los cuidados en la conservación del patrimonio, pues “la pobreza y la desidia no pueden ser el precio a pagar para conservar el patrimonio”. En este contexto puso de manifiesto su opinión de que esta generación tiene la obligación de dejar a las venideras un Toledo todavía en mejores condiciones.

Del mismo modo, el presidente Barreda compartió la preocupación de la real Fundación de Toledo por el cuidado y mantenimiento del patrimonio y ofreció la colaboración del Gobierno de Castilla-La Mancha para resolver los problemas que surjan con el fin de conservar el patrimonio toledano con el acuerdo de todos.

Para Barreda, “esta generación no puede ser la que estropee el Patrimonio de la Humanidad, sino la que lo pone en valor”.

El presidente finalizó su intervención agradeciendo a la Fundación Toledo la concesión de estos Premios y por la labor que hace día a día. Del mismo modo aseveró que “si estos premios tienen cada vez más prestigio, y lo tienen, se debe al acierto de las personas e instituciones que los conceden”.

Barreda tuvo palabras de enhorabuena para todos los premiados: la Fundación Aga Khan, Concha Cirujano, Carlos Martínez Gil y Michel Noone, José Antonio Martínez Lapeña y Elías Torres, para el Hermanamiento entre Toledo España y Toledo Ohio, para Primitiva Bueno, para Rosa Barroso y para Rodrigo de Balbín, así como para la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo.

Comparte la noticia en
  • Buscador de noticias
Encuéntranos en

Pin It on Pinterest