«Barreda invertía 10 millones diarios en Sanidad y Servicios Sociales y con Cospedal, cada mañana se pierden derechos y servicios»

7 Feb 2012

Fernando Mora junto a Rosa Melchor

«Barreda invertía 10 millones diarios en Sanidad y Servicios Sociales y con Cospedal, cada mañana se pierden derechos y servicios»

7 Feb 2012

Fernando Mora junto a Rosa Melchor

«Barreda invertía 10 millones diarios en Sanidad y Servicios Sociales y con Cospedal, cada mañana se pierden derechos y servicios»

7 Feb 2012

Fernando Mora junto a Rosa Melchor

Mora denuncia la "saturación absoluta del Hospital" de Toledo y despidos y cierres de quirófanos, plantas de hospitalización y servicios en Villarrobledo


Melchor lamenta que hoy, tras 20 años, Cospedal consuma el cierre del centro regional de referencia contra la drogodependencia de Alcázar de San Juan

Los diputados Fernando Mora y Rosa Melchor han comparecido hoy en las Cortes regionales ante los medios de comunicación para denunciar el desmantelamiento constante y sistemático del sistema socio-sanitario público de Castilla-La Mancha emprendido en poco más de 6 meses por María Dolores de Cospedal.

«Con Barreda, cada día que amanecía el Gobierno regional invertía 10,3 millones de euros en Sanidad y Servicios Sociales. Desde que llegó Cospedal, cada mañana nos desayunamos con que los ciudadanos tienen menos derechos y menos servicios», resumía Melchor.

La diputada por la provincia de Ciudad Real informaba que hoy, «después de 20 años de lucha y de éxitos y de apoyo a muchas familias», cerraba el centro de atención integral a la drogodependencia de Alcázar de San Juan. Este centro, «considerado de referencia regional y que ha servido, incluso, de ejemplo, para otras comunidades autónomas», comunicaba el pasado 28 de enero a sus trabajadores la carta con los despidos que, pasados los 15 días preceptivos que marca la Ley, se hacen efectivos.

La Junta no ha querido mantener un servicio que, según apuntaba la diputada del PSOE, «el año pasado atendió a más de 3.000 usuarios». Más de 3.000 pacientes y familias que, en el mejor de los casos, tendrán que ser trasladados «Con situaciones personales y familiares dramáticas, porque algunos de los pacientes allí tratados estaban en libertad condicional a cambio de seguir y culminar con éxito esta terapia de desintoxicación y reinserción social».

Un cambio de modelo para llevarnos a una Sanidad de Tercera

Por su parte, el portavoz de Sanidad del PSOE en el Parlamento autonómico, Fernando Mora, daba cuenta de numerosas informaciones remitidas por los profesionales de la Sanidad que hablan de «un goteo diario, constante y sistemático de despidos y cierres de quirófanos, plantas de hospitalización y servicios en los hospitales públicos de la región con el objetivo de hacer limpia antes de que lleguen las empresas que van a gestionar esos centros después de que Cospedal los privatice. Porque eso es ante lo que estamos: Con la excusa de la crisis, ante un cambio de modelo sanitario para hacer de la salud un negocio y de la Sanidad castellano-manchega una sanidad de tercera», decía.

El portavoz daba algunos ejemplos referidos a centros hospitalarios como el Virgen de la Salud de Toledo o el Hospital General de Vilarrobledo. En el primero, y siempre según denuncias de los propios profesionales o de sus sindicatos, «hay una saturación absoluta en las urgencias, las plantas y los quirófanos porque ya no se opera por la tarde y están creciendo las listas de espera».

Además, también en Toledo, «se ha despedido a casi todas las enfermeras supervisoras de Maternidad, se ha suprimido el servicio de atención a los pacientes terminales, que no le costaba ni un euro a la Junta, se pasa a la mañana el servicio infantil de Logopeda, con el perjuicio para los menores y sus familias y se están dilatando mucho en el tiempo tratamientos que son más caros como el de la soriasis».

Igualmente, denunciaba que tenemos noticias que están recomendando a las residencias de mayores que no se lleve a Urgencias a los pacientes con patologías crónicas. «No se puede ahorrar así, no se están dando cuenta que detrás de todas estas medidas hay personas, seres humanos», señaló.

Además, se refería a una entrevista del director gerente del SESCAM, Luis Carretero, en un medio toledano, en la que volvía a calificar el proyecto del nuevo Hospital de Toledo de megalómano y faraónico. Mora le respondía que «aquí, lo único megalómano son los recortes al tuntún que está aplicando la señora Cospedal». En ese sentido, recordaba que Carretera, antes de ser nombrado en el Gobierno de Castilla-La Mancha, era el gerente de un hospital de nueva construcción en Mallorca que tenía más camas que el que está en obras en la capital regional y que había costado casi 700 millones de euros, lo que representa casi el doble de los presupuestado para el nuevo centro toledano.

En el caso del Hospital de Villarrobledo, se cierra una de las dos áreas de hospitalización, se pasa de una a dos camas en cada habitación, se cierra el servicio de neonatos, que se deriva a Albacete y se habla ya de un recorte en la plantilla, antes de que el Hospital sea privatizado este años, de entre el 25 y el 27 por ciento.

«Como no son de aquí, como no nos conocen, como solo vienen a hacer números y se van, van a convertir la Sanidad Pública de Castilla-La Mancha en una Sanidad privatizada y de tercera», concluía Mora.

Comparte la noticia en
  • Buscador de noticias
Encuéntranos en

Pin It on Pinterest