La lista de espera del Hospital de Guadalajara aumenta más de un 20% desde que gobierna Cospedal

16 Feb 2012

Fernando Lamata

La lista de espera del Hospital de Guadalajara aumenta más de un 20% desde que gobierna Cospedal

16 Feb 2012

Fernando Lamata

La lista de espera del Hospital de Guadalajara aumenta más de un 20% desde que gobierna Cospedal

16 Feb 2012

Fernando Lamata

La demora media para una resonancia magnética pasa de 25 días a más de cuatro meses

Las listas de espera se han incrementado más de un 20% en el Hospital Universitario de Guadalajara desde que Dolores de Cospedal gobierna en Castilla-La Mancha. El aumento afecta tanto al número de pacientes como al tiempo de demora, según ha explicado el diputado regional del PSOE Fernando Lamata.

La evolución de los datos entre junio y diciembre de 2011, que aún se puede consultar en la web del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), revela que en ese periodo aumentó en 1.713 el número de personas en espera de recibir algún tipo de atención, hasta llegar a un total de 8.966 al acabar el año. Esto supone un incremento del 23,62% sobre los datos anteriores a la llegada del PP al Gobierno regional.

A modo de ejemplo, Lamata ha señalado que el número de personas en espera para una operación aumentó en 820 (un 22,57%) y ascendió hasta 4.453. También creció por encima del 20% el tiempo medio de demora, que ronda ya los 100 días, aunque resulta especialmente preocupante el número de pacientes que superan los seis meses, que prácticamente se ha multiplicado por cuatro y ha pasado de 157 en junio a 758 en diciembre (un 382% más).

Por especialidades, el tiempo de espera creció más precisamente en Cirugía General y Traumatología, que concentran el mayor volumen de actividad. En la primera de ellas, el aumento fue de un 66% y ya supera los 145 días de media, mientras que en la segunda se sitúa en 127 días tras un incremento del 39%. En cada una de ellas había cerca de 1.000 personas en lista de espera al acabar 2011.

Cuatro meses para una resonancia

La misma tendencia se observa en la lista de espera de pruebas diagnósticas, que ha duplicado tanto el número de pacientes como los tiempos medios de espera. No obstante, en algunos casos el incremento ha sido especialmente notorio: para una resonancia hay que esperar ahora más cuatro meses, cinco veces más que en junio, cuando la demora media era de 25 días; las ecografías han pasado de siete a 41 días (seis veces más); el TAC, de nueve a 31; las ecografías cardiacas, de 33 a 68, y las endoscopias digestivas, de 15 a 33 días.

En consultas externas, el número de personas en espera ha aumentado un 20% en conjunto; aunque hay especialidades, como Cardiología o Cirugía General, con un incremento de prácticamente el 100% tanto en número pacientes como en tiempo de espera.

Lamata ha señalado que estos datos son “un síntoma claro del deterioro de la sanidad pública en Castilla-La Mancha”, derivado de los recortes de personal impuestos en este sector por el Gobierno de Cospedal. “La situación aún no es grave, porque partíamos de unas cifras mejores que la media nacional, pero sí que empieza a ser preocupante”, ha afirmado.

“La pérdida de calidad asistencial puede degenerar en una sanidad para ricos y otra para quienes tienen menos ingresos. Si hay que esperar más para recibir atención, quienes puedan pagarlo acabarán por acudir a la privada, y la pública quedará como una especie de beneficencia para los demás”, ha advertido Lamata.

En su opinión, la vía de aplicar únicamente recortes no va en la buena dirección, porque genera una importante pérdida de empleo. Prueba de ello es que se han perdido en Castilla-La Mancha más de 39.000 empleos desde que gobierna el PP. “Son casi 200 personas por día. Eso es una catástrofe”.

Para romper esa tendencia, ha propuesto recuperar la inversión pública con la reanudación de proyectos como nuevo el Hospital de Guadalajara, que ya lleva parado más de medio año. También ha incidido en la necesidad de incrementar los ingresos luchando contra el fraude fiscal –“cifrado en 70.000 euros, lo que cuesta toda la atención sanitaria en España”, ha recordado– y la imposición de impuestos a las grandes fortunas.

Suciedad en el IES de Pastrana

Por su parte, otro de los diputados regionales del PSOE por Guadalajara, Luis Santiago Tierraseca, se ha referido a un nuevo ejemplo del abandono de los servicios públicos esenciales por parte de Cospedal, “que está ocurriendo en el instituto de Pastrana, donde los padres han decidido que sus hijos no vayan a clase ante la acumulación de suciedad provocada por los recortes en el servicio de limpieza”.

Cortes de audio de la rueda de prensa
Comparte la noticia en
  • Buscador de noticias
Encuéntranos en

Pin It on Pinterest